Cómo es trabajar en una multinacional: Generalidades


(Si no fueran modelos y la foto fuera real la mitad de las sonrisas serían falsas, la otra mitad se estarían riendo porque estarían pensando en sus cosas.)

 Antes de empezar me gustaría decir que esto no es ni un post de crítica ni un post de apoyo a trabajar en una empresa, en especial en una multinacional. Algunas de las cosas sonarán como críticas, otras sonaran como elogios, mi intención no es ni lo uno ni lo otro, ni criticar ni elogiar, simplemente expongo como es este mundo de las empresas. Soy totalmente consciente de que es muy fácil criticar lo que uno conoce y no ver las cosas buenas que tiene, o al revés, a veces uno endiosa lo que hace porque no conoce otras alternativas, en el mundo de las opiniones es muy difícil ser objetivo.

Mis palabras se basan en haber trabajado, durante muchos años, en varias empresas de todo tipo, desde empresas familiares hasta algunas de las empresas más grandes del mundo. No quiero decir nombres porque no me parece relevante y porque lo que voy a decir no se aplica solo a estas empresas, sino que son cosas generales. Por otro lado, en este blog nombro donde he trabajado, te reto a encontrar donde lo he escrito...

Lo que voy a decir no es solo mi opinión y experiencia, que también, sino el punto de vista compartido con compañeros de trabajo durante todos estos años y muchas horas hablando con gente que lleva 20, 30 y hasta 40 años en este mundo.

Tampoco pienses que estas palabras son las de alguien que solo ha estado en puestos inferiores, he compartido gran amistad, y lo sigo haciendo, con puestos altos e incluso muy altos y no hace falta vivirlo para ver por dónde van los tiros.

Por último, decir que esto se centra sobre todo en el trabajo de oficina, el típico puesto delante de un ordenador (aunque luego uno sea de marketing, Recursos Humanos, nóminas, administración, diseño, informática, ...)

Como es trabajar en una multinacional: Generalidades

 Cuando entras a trabajar en una oficina entras en una secta, con un grupo reducido de personas que es "tu departamento". Tu departamento no es lo mismo que tu empresa y eso es muy importante. A lo mejor tu empresa es líder en el sector y es super magnifica, pero resulta que su departamento de nóminas, por poner un ejemplo, es una basura sin control y aunque la empresa sea líder en felicidad tu lugar de trabajo no lo es... Puede pasar al revés, a lo mejor te metes en una empresa famosa por ser bastante "mala" para trabajar, pero te ponen en un departamento, por ejemplo de marketing, y justo en ese departamento todo funciona bien y todo es maravilloso.

Eso nos lleva a la primera ley:

1º Ley: No vas a trabajar en una empresa, vas a trabajar en un departamento, que puede o puede no tener nada que ver con la empresa (no suele tener nada que ver).


Por poner un ejemplo que a mí me pasó, para que sea vea incluso hasta qué punto esto es importante, cuando entré a trabajar en una de las empresas más grandes del mundo (firmé un contrato de confidencialidad y si pongo el nombre pueden llegar a ser muy toca....), cuando entré a trabajar en esa empresa en el departamento de Recursos Humanos me asignaron a un equipo (éramos 4 personas). Este equipo era una pasada, me llevé muy bien con todos, en este caso todas, tenía una compañera majísima, una jefa majísima y la jefa de mi jefa era aún más maja. Todo era maravilloso. Pero una chica que entró conmigo para el mismo departamento duró dos días, por la simple razón de que le pusieron en un equipo de mierda. Pasaron de ella desde el día uno y una de las jefas era una amargada de cuidado que se divertía gritando a su equipo.

Resultado: ella se fue a las dos semanas (lo de los dos días que había puesto arriba era una expresión, llegó a estar dos semanas) y estoy seguro de que si alguien le hubiera preguntado por el ambiente de esa empresa no hubiera dicho nada bueno. En mi caso hubiera dicho lo contrario, porque nuestra experiencia fue diferente.

Esta es por lo tanto una de las cosas más importantes que se tiene que tener en cuenta. Cuando entras en una empresa la gente con la que te toque trabajar directamente puede ser la diferencia entre que tu trabajo sea maravilloso o una mierda clavada en un palo muy largo.

Esto nos lleva a la segunda ley de la termodinámica (broma), a la segunda ley de las empresas.

2º Ley: Vas a ver más a tus compañeros de trabajo que a tu familia, tus amigos, tus hijos y todo otro ser humano mientras estes trabajando en esa empresa.

Eso es así, si las cosas van bien y todo anda viento en popa a toda vela vas a estar hablando con esas personas 8 horas al día (mínimo), 5 días a la semana, durante el tiempo que dures en esa empresa. Además vas a tener que comunicarte con ellas quieras o no. Por lo que es recomendable llevarse bien y que no se te vaya la olla y mandes a la mierda a alguien un día que tienes un mal día, porque créeme lo recordarán. Si por cualquier razón un día sabes que no te has portado bien ves al día siguiente y pídele perdón, porque créeme, puedes pensar que esa persona "lo habrá olvidado" porque te sonrie y te trata bien pero esta persona solo esta siendo profesional y amable, por dentro se esta cagando en ti y tarde o temprano le llegará su momento de venganza, en esta vida o en la otra.

Personalmente todas las personas que se han comportado mal conmigo de una u otra forma en el trabajo (realmente para ser sinceros han sido muy pocas), con el tiempo han pagado por ello. No porque sea malo sino porque he sido lógico con la situación. Por otro lado cuando sin querer yo me he comportado de forma descortés con alguna persona también lo he acabado pagando, desgraciadamente en algunos casos de forma merecida.

El tema de las relaciones en el trabajo da para otro post, pero en resumen decir que muchas veces vas a tener que trabajar con gente que fuera del trabajo ni les hablarías, y probablemente ellas tampoco a ti. Por lo tanto utiliza esa situación de una forma constructiva y busca lo que puedes sacar positivo de esas personas. Aunque sea simplemente que están entrenando tu paciencia, que no es poco.




3º Ley: No te tomes nada personalmente, sois personas y acabareis todos hasta las narices unos de otros, menos con un par de personas, como mucho, con la que seguiras hablando una vez dejes la empresa y puede que se conviertan en amigos o amigas.

Si antes decía que trataras a todo el mundo con amor y respeto porque si no se pueden cagar en ti y pasarte factura este es el otro lado de la ecuación: perdona. La gente esta estresada y no sabes que están viviendo en sus vidas privadas. Si alguien te falta al respeto de una forma puntual perdonala, he terminado llevándome muy bien con gente que me pidió perdón, les perdoné y de esa situación nació una gran amistad. Cuando perdonar sea imposible trata de alejarte en lo posible de esa gente cuya presencia te hace daño. Si no es posible ten en cuenta la cuarta ley.

4º Ley: Durante tu trabajo vas a vivir siempre momentos positivos pero también negativos. Trata de aprender siempre la lección implícita en todo y sacar la lección de lo malo. Pero no te vuelvas loco, si la situación es realmente insostenible (estrés, malas relaciones,...) buscate otra cosa, no te conviertas en un martir.

 Una cosa es aprender de una situación o tolerar una mala temporada, como pasa en cualquier relación de pareja por ejemplo, otra muy distinta es ir día si día también a tu trabajo con ganas de suicidarte. No lo hagas, ten muy claros tus muros (cosas que no estas dispuesto o dispuesta a tolerar de ninguna de las formas). Te ha tratado de forzar sexualmente tu jefe y luego se ha disculpado y vas con miedo a trabajar, o tus compañeros de trabajo ya son hijos del demonio y les harías Vodoo a todos, o tienes un estrés encima que te vas a morir de un ataque al corazón,... dejalo.

Da igual si tu vida depende de ello, ten fe, busca ayuda para dejar ese trabajo, busca otro, haz lo que sea para tratar de salir de ese remanso de maldad, o ponte una fecha límite. La esclavitud se abolió hace un tiempo y nadie te obliga a seguir ahí. Aunque te veas a ti mismo pensando en que tienes una hipoteca que pagar u obligaciones de otro tipo si tu vida es un infierno durante un tiempo lo suficientemente largo piensa bien si te conviene seguir en ese lugar de maldad. Si la respuesta es que no te conviene buscate otra cosa, sea lo que sea, sa como sea.

5º Ley: algún día ese trabajo y toda esa experiencia no sera más que un recuerdo. Si te arrepientes de cualquier cosa dejalo atrás, esa experiencia pertenece al pasado y ya se fué, no te comas la cabeza, dejalo ir. Al mismo tiempo perdona y deja el pasado en el pasado, si alguien te hizo daño, merecido o no, perdonalo todo y sigue tu camino.


Hay mucha gente que piensa: me debería de haber comportado mejor, o ser más humano,... El trabajo estresante de oficina deshumaniza y uno con el tiempo piensa que debería haber sido más amable o haber tratado mejor, o peor, a determinadas personas. Pero es muy facil ver eso con la tranquilidad que da el tiempo, no tanto cuando te mueves en esos círculos de estrés y postureo a veces muy falso (otras veces no).

Sigue por lo tanto con tu vida y aprende las lecciones necesarias para que tu próximo trabajo, aunque sea en ese mismo ambiente, sea mejor tanto para ti como para los demás. La gente cambia y el karma le termina dando a cada uno lo suyo, no padezcas. Uno de los grandes problemas, y al mismo tiempo una de las grandes bendiciones del trabajo es que te obliga a interactuar con gente diferente, y eso será siempre a veces bueno y otras veces malo, no queda otra. Esto nos lleva a la última ley en el apartado de Generalidades.

6º Ley: Todo tiene una razón. Si la vida te ha llevado a vivir en ambientes de trabajo de oficina las leciones que puede estar tratandote de enseñar la vida pueden ser infinitas, según tu puesto y tu experiencia. No creas que eres el que peor está, puedes facilmente no serlo.

Se suele pensar que si estas debajo de la pirámide laboral, y eres el último mono, estas peor que el director general. Hasta que un par de años después meten en la cárcel a ese director general por acoso o por malversación. Es un error bastante común, sobre todo por la gente que nunca ha trabajado en esos ambientes, hacer la división fácil de que cuanto más ganas en una empresa, o cuanto mayor es tu puesto, "tu vida es mejor". He conocido, y conozco, a gente que tiene puestos muy altos y que cobra barbaridades y es profundamente infeliz, y cuando digo profundamente me refiero a gente que si la vieras parecería que la vida les sonríe (tienen familia, hijos y les sobra el dinero) pero se tienen que medicar por temas de depresión, muchas veces provocadas por el estrés.

En el pasado ser un Rey (literalmente, pertenecer a la realeza) podía ser un gran problema porque la gente intentaba terminar contigo (familiares que querían el trono etc...). Un ejemplo de ello es que muchos Papas (de la iglesia) fueron asesinados. Estar en la cima puede parecer una posición de poder, pero es una posición muchas veces de falsedades, traiciones y constantes ataques por seguir ahí. También es una lucha constante por tener que parecer feliz, lo que crea un estrés tremendo. No se suele hablar mucho de la "Soledad del jefe" pero existe y si piensas que ser jefe es fácil piénsalo otra vez, no lo es.

Conclusiones: podría redactar 20 leyes más fácilmente sobre cómo es trabajar en un trabajo de oficina. Pero en resumen he puesto los puntos más importantes y generales. Al final trabajar en este tipo de trabajos, como en cualquier tipo de trabajo seguramente, te ayudará a conocerte mejor a ti mismo y te pondrá en varias y diversas situaciones, tanto agradables como desagradables. Y ten por seguro que aprenderás mucho de tí mismo y te pondrás a prueba en muchos aspectos de tu vida. Es una etapa de la vida en la cual se aprende como persona y como ser humano. Yo por ahora sigo haciéndolo, sigo trabajando en este tipo de trabajo y aprendiendo sobre mí mismo, y ya veremos por donde me lleva el mundo con el tiempo.

Comentarios