Trabajo de oficina y vida normal, pensamientos antes de un viaje a lo desconocido

(En una feria en Deauville, Francia. Iba como Representante de ventas para el mercado francés de una empresa de Licencias.)

 Ahora mismo tengo 30 años y tengo varios años de experiencia laboral. He trabajado en Deloitte, Sellbytel, Randstad, Cerdá y varias otras empresas durante más de 6 años. Llegados a determinado punto, hace un mes aproximadamente, decidí que quería un cambio de aires, no solo de empresa, sino de vida. Por lo que he decidido irme un año a vivir a Asia como voluntario, mi plan es irme a Nepal, Camboya, Tailandia y la India. Es un plan que puede sufrir modificaciones por mil razones diferentes, pero al menos es "el plan". Este plan empieza el 2 de septiembre, faltan 3 meses y medio, y mi primer destino es Nepal. Voy como profesor de inglés a un monasterio budista. Evidentemente cuando eso pase, si Dios quiere y nada falla, este blog pasará a ser mucho más interesante, porque subiré mis fotos y experiencias en esos países asiáticos, pero como aún no ha empezado mi travesía he decidido escribir acerca de mi punto de vista antes de empezar con esa experiencia.

He leído que hay una cosa llamada "Shock cultural" que es lo que te pasa cuando haces un cambio tan radical en tu vida y te vas a vivir en una nueva cultura durante un tiempo, se divide en 4 fases:

1º Primero es la fase "honeymoon" (luna de miel), todo parece maravilloso y estas encantado, porque todo es diferente.
2º Luego viene la fase de depresión, en la cual te fijas más en las cosas que has perdido que en las novedades, y como todo en la vida, sientes una cierta desilusión tras la ilusión.
3º Luego viene la fase de la aceptación...
4º Y por último la fase de la maduración, en la cual maduras como persona porque has sabido adaptarte a un mundo nuevo (si lo consigues) y porque al fin y al cabo lo que no te mata te hace más fuerte.

Una de las cosas que se recomienda para que el proceso sea menos traumático es tener un espacio de expresión. Puede ser que esté durante un tiempo sin comunicarme con nadie de total confianza, por problemas del idioma y de que la gente a la que conoces es nueva y cambiante. El tener un blog o un diario, escribir, y compartir ciertas ideas o experiencias con el mundo hace el proceso más llevadero. Esa es una de las razones por las cuales inicio este blog, para poder expresar mi pensamiento y experiencias sin problemas en un espacio más o menos neutro.

¿Por qué decido dejar mi trabajo y la seguridad de mi vida para irme a un lugar diferente en el cual no conozco a nadie?

  He estado pensando mucho acerca de ello. Ahora mismo tengo un trabajo que me gusta, en el que cobro bien, en el cual me llevo bien con la gente y sin embargo decido dejarlo todo e irme. ¿Por qué?

Si una persona me dijera que va a hacer lo que yo voy a hacer lo primero que pensaría es que esta descontento con su vida y que se va fuera porque tiene algún trauma o quiere escapar de algo emocional. Siempre he pensado que la gente que viaja es porque busca algo que realmente solo está en su interior, que es la paz. Y para ser sinceros siempre he pensado que es una pérdida de tiempo, allí donde vayas no vas a encontrar nada que te llene, en definitiva, siempre he pensado que irse a vivir fuera es el camino del cobarde, de la persona que no se puede hacer responsable de su vida y por lo tanto "se va", "se rinde" y busca ese algo en otro lugar. Eso es lo que siempre he pensado, seguramente fruto de una mentalidad inmadura. Con el tiempo he madurado, o al menos me gustaría pensar que lo he hecho, y pienso que viajar es salir de nuestra zona de confort y en determinadas situaciones puede ser sano, incluso necesario como reto.

He llegado a la conclusión de que hay personas que viajan para escapar de algo, algún trauma, descontento con su vida o no aceptar algo que tienen que hacer. Pero ahora creo también que hay otra mentalidad para viajar, que es la de ponerse un reto diferente. Para este segundo tipo de razón para viajar es indispensable estar en paz con uno mismo y ser feliz ANTES de viajar. Creo, o al menos me gustaría pensar, que es mi caso.


En mi caso esa paz que cierta gente busca cuando viaja creo que la he conseguido gracias a la meditación y al pensamiento místico, lo cual le da un significado a mi vida, no voy a entrar ahora en ese tema, pero lo trataré en otro post. Creo que la desilusión solo llega para aquel que antes se ha ilusionado, sin embargo, si eres consciente de que la paz y la felicidad reside solo en uno mismo uno puede ser feliz tanto viajando como no haciéndolo.

¿Entonces si pienso que la felicidad no tiene nada que ver con viajar porque decido irme un año a Asia?

Las razones por las cuales decido emprender esta "aventura" son las siguientes:

- Puedo permitírmelo económicamente (lo cual es básico, evidentemente).

- Estoy un poco cansado de la sociedad occidental actual y aunque pudiera adaptarme y ser feliz en ella toda mi vida quiero conocer la cultura asiática ya que le da un sentido a la vida que es el que tengo yo (Reencarnación, meditación, chakras, energía, forma de ver la vida en general). Creo que la sociedad asiática es mucho más sana, pero hablando desde la ignorancia... Quiero ir, verlo y sacar mis propias conclusiones.

- Ahora mismo no tengo novia (ni ganas, ya hablaré de ello en otro post a lo mejor) y no tengo hijos ni nada de eso, además soy joven, por lo que si en algún momento de la vida quiero irme sin ataduras y tener una experiencia de este tipo es fundamental que lo haga antes de tener responsabilidades.

- Llevo varios años viviendo en mi zona de confort, en la cual me siento muy confortable, y quiero probar a salir de ella para conocerme mejor a mí mismo. Creo sinceramente que no me conozco a miímismo lo suficiente y creo que me puede ser útil tener que adaptarme de cero en otra sociedad.

- Me da miedo. Y suelo hacer las cosas que me dan miedo solo por tocarle las narices al miedo (siempre y cuando no sea algo ilegal o amoral). Hace unos años tenía miedo de quedarme calvo (me estoy quedando calvo), así que me afeité la cabeza: resultado, me queda como el culo, pero me dejé un tiempo ese look para acostumbrarme. Ahora he vuelto a dejarme crecer el pelo, pero ya no le tengo miedo a quedarme calvo, al fin y al cabo ya lo he sido, no es tan traumático y la gente se acostumbra. Si uno se enfrenta a esos miedos suelen desaparecer bastante rápidamente.

Esas son las razones principales por las cuales decido irme de voluntariado a Asia. Por lo tanto, he decidido irme un tiempo a ver lo que me encuentro. No espero que sea agradable ni desagradable, ni que me vaya a cambiar la vida para bien ni que vaya a ser una experiencia traumática, simplemente espero ver cosas diferentes y dentro de unos años poder afirmar: "Pues yo intenté vivir un tiempo en Asia y esto es lo que aprendí...".


Comentarios