Cuba: Andando por el malecon y tomando algo en la Bodeguita del medio

La Bodeguita de medio

Nos despertamos por la mañana en el hotel. Dentro vídeo del hotel:


Nos duchamos y nos preparamos y salimos a callejear. Pero antes de eso yo ya me dí cuenta de mi primer error: había traído demasiada ropa de manga larga y pantalones largos. Lo hice porque ponía que iba a llover varios días, pero la lluvia en la Habana, al menos esos días, era que durante un rato caía un torrente de agua muy grande y luego ya hacía sol todo el día, por lo que tuve que terminar comprando ropa.

No hice fotos de las calles de la Habana porque suponía que por internet alguien habría hecho fotos mejores por donde yo había pasado, y así ha sido. Subo algunas fotos de como es Cuba, aunque no son hechas por mi doy fe que es justo lo que uno ve por allí:


 Me gusta esta foto porque se pueden ver varias cosas. Primero ese tipo de edificaciones de diferentes colores pero todas sucias por fuera y con cables, es muy típico de La Habana. La típica mujer con el hijo sentada en las escaleras también, suele haber todo tipo de gente por las calles. Luego están los coches antiguos y esa especie de bicicletas taxi.


Esto es es Capitolio, me ha gustado esta foto porque se ve un poco el contraste entre las calles, de normal sucias y rompiéndose a trozos, y grandes edificios como este que están limpios y nuevos.

Esta foto es mía, es una panorámica del Capitolio.


 Calles...

 Calles...

Y más calles...

Tras subir algunas de estas fotos voy a explicar un poco como son las calles. Las calles de Cuba están sucias, suele haber charcos de agua que huelen mal y en algunas calles los contenedores de basura huelen fatal y no tienen tapa porque esta rota. Eso hace que andar por la Habana sea andar por calles sucias. No lo digo con sentimiento negativo, simplemente es lo que hay. Si luego vas a ciertos barrios las calles y las casas están muy limpias, pero suelen ser los barrios residenciales de la gente con más dinero, no son esos los típicos sitios donde vas a ir como turista porque no hay nada que ver por esas calles.

Estuvimos andando  muy de mañana y había poca cosa ya que eran las 8:00 y hasta las 9:00 no empezaban a abrir cosas. Terminamos en el malecón.

Esto de fondo es la costa y el malecón. No voy con la camisa del vídeo porque me cambié de ropa.

En el malecón se nos acercó un basurero, o eso decía que era, a lo mejor solo se encargaba de liar a los turistas, y nos empezó a hablar. Cuando los cubanos te hablan no lo hacen de forma desagradable, van muy poco a poco, te preguntan que tal, que de donde eres, y si no contestas con ganas te dejan en paz. Los cubanos no son pesados, como si lo son en Marruecos u otros países árabes donde he estado, aquí no insisten en nada y cuando quieren algo solo lo insinúan y cambian de tema rápidamente.

El hombre no se cómo pero terminamos hablando bastante rato con el, nos enseñó calles muy pobres de la Habana y nos cruzamos por el malecón con un hombre que cantaba y cantamos con el (dentro vídeo).


Al final si que es verdad que le dijimos al basurero que nos ibamos por otro lado y nos fuimos porque nos quería enseñar demasiadas cosas. Pero el tiempo que estuvimos con el nos dijo muchas cosas de la Habana (que era segura, donde estaban ciertos sitios, etc...). Tanto al basurero como al cantante les dimos dinero, realmente le dimos a casi cualquier persona que nos cruzábamos y hablábamos con ellos. Pero repito, nunca lo pedían y si lo hacían era muy indirectamente.

Durante toda la mañana estuvimos andando por la Habana y hablando con gente: la chica de la tienda de souvenirs, gente que pasaba por allí,... la gente te pregunta y las conversaciones pueden ir desde un "hola y adiós" hasta hablar un rato sobre cualquier cosa. La sensación que se tiene andando por la Habana es la de estar como en casa, y al menos ese día no hizo un calor mortal (al día siguiente fue peor).

La Bodeguita del medio

Tras mucho patear acabamos en la Bodeguita del medio.Realmente es un sitio muy pequeño, un minibar. Es así:


La foto no es mía pero si parece pequeño es porque lo es. Cabe literalmente la gente de la foto, a la espalda del que hace la foto ya esta la salida. Como se puede ver abajo a la derecha suele haber gente tocando instrumentos. Allí los hombres tomaron puros y bebieron lo que dieran allí.

Aquí podemos ver a un Jr disfrutando de la Bodeguita

A mi a los 2 minutos me agobió el sitio y me esperé fuera hablando con unos colombianos acerca de las mujeres. Allí la gente simplemente habla, es un carácter muy latino.

Tras estar toda la mañana andando vimos mucho más que esto, pero evidentemente no iba siempre con la cámara, sino que estaba viviendo la experiencia de estar por Cuba. Pero realmente no hubo nada más relevante, simplemente callejeamos y hablamos con gente. Con esa primera experiencia ya empezábamos a conocer Cuba.

Comentarios