El sentido de la vida: Parte I


 "Hay una ley de vida, cruel y exacta, que afirma que uno debe crecer o,
 en caso contrario, pagar más por seguir siendo el mismo."
                        Normal Mailer

 Ahora mismo estoy en una biblioteca, estaba releyendo mi blog y la verdad es que es un poco confuso. No se muy bien a donde quiero llegar con este blog. Será un lugar donde poner experiencias, evidentemente, por ejemplo este sábado, literalmente después de mañana, me voy a Cuba pero de alguna forma lo estoy usando también para escribir sobre reflexiones en general.

Hoy me he preguntado que es la vida y he mirado a mi pasado. Crecí en un determinado mundo e hice todo lo mejor posible, a veces fue suficiente y otras veces insuficiente, pero sin duda alguna siempre he tratado de hacer lo correcto. ¿Pero y si hacer lo correcto no fuera lo correcto? La vida nos pone en una dinámica desde que nacemos, una dinámica prefabricada, como bien dice Tyler Durden en El Club de la Lucha

He llegado a la conclusión personal de que la clave de la vida son los estados de consciencia. Por resumirlo mucho: mentalmente he dividido lo estados de consciencia en dos, el estar en el ahora o el estar en cualquier otro momento, mentalmente hablando.

Esto se basa un poco en todo el tema del "Poder del ahora" de Eckhart Tolle, el libro, por lo que casi puede parecer un copia y pega de sus ideas, pero mi experiencia es lo que me dice que es verdad. Observando mi vida en general, sobre todo mi pasado, tengo que reconocer que una gran parte de mi tiempo no he estado en el presente, sino pensando en el pasado o en el futuro, preocupado por el futuro y "rumiando" sobre el pasado. En gran medida es una forma de vida aprendida. Hace poco en el trabajo la gente estaba hablando de la jubilación y de las vacaciones. Gente de 25 a 30 años muy preocupados sobre su jubilación, que se va a dar dentro de 30 años. Y lo que es más preocupante, esta misma gente decidir estar mal durante 30 años, haciendo cosas que no les gusta, para llegar a los 60 con una buena jubilación, como si la vida fuera una carrera de sufrimiento.

No creo que planificar la vida tenga nada de malo, pero recuerdo una frase que leí hace mucho tiempo que venía a decir que las personas se pasan toda la vida preocupadas por su jubilación y una vez llega la jubilación se pasan todo el resto de sus vidas preocupadas por no haber vivido su vida y haber estado todo el día solo pensando en su jubilación. También en el trabajo he conocido a mucha gente que se pasa toda la semana deprimida porque aún no es fin de semana, y el fin de semana deprimida porque no tiene suficiente tiempo para descansar y porque "dentro de nada ya es lunes".

Opino que es muy importante que le núcleo de la vida de una persona no sea el miedo al futuro y la preocupación por el pasado, pero a medida que lo escribo me doy cuenta de que no es tan simple. Quiero creer que hay algo más en la vida que estar constantemente deseando estar en otro lugar. Afortunadamente en mi caso creo que he capeado el temporal aceptablemente bien pero gracias a los consejos de personas a las que nunca he visto en persona (autores,famosos,...). Me parece absurdamente nociva en la forma en la cual la sociedad de hoy en día ve la vida, al menos una gran parte. La mayor parte de la gente no trata de hacer del mundo un lugar mejor, sino simplemente trata de "pasar desapercibida" y seguir la corriente. No lo critico, o a lo mejor si, pero ¿de verdad la vida es solo eso? ¿De verdad la vida es nacer y cumplir órdenes que a uno le hacen infeliz para llegar a nuestra muerte lo antes posible de la forma más segura? Hace muchos años estuve durante un tiempo estudiando cosas de física y el hecho de que existamos es sumamente milagroso. Para que una persona simplemente "sea" se tienen que dar una serie de factores que son de locos biologicamente hablando.

Una parte de mi me dice que tiene que haber algo más que solo levantarse, ir a un trabajo que a uno no le gusta y ser esclavo del dinero. No me parece mal cuando ese trabajo le aporta algo a la persona, lo cual pasa muchas veces, pero por lo que veo no parece lo normal. Tampoco pienso que trabajar sea malo y no hacer nada sea lo correcto, es más me parece incluso peor opción, no ser productivo en algo es realmente deprimente. Si trabajar en algo que a uno no le gusta es malo, y no hacer nada es peor, creo que la opción clara es buscar el lugar que uno tiene en el mundo donde pueda ser útil a la sociedad y al mismo tiempo este a gusto y se sienta feliz con lo que hace. Creo que es interesante buscar ese camino, un reto.

Pero volviendo a los estados de consciencia, que era de lo que había empezado a hablar antes de irme por las ramas...

Hace muchos años me puse como objetivo mejorar como persona, y como faro para saber si estaba consiguiéndolo me puse el aprender a estar más en el presente, fruto de leer a Eckhart Tolle por el 2002, hace unos 15 años. Parece fácil, o al menos a mi me lo pareció, pero la verdad es que en determinados momentos me ha llegado a parecer casi imposible, la mente se distrae muy fácilmente. Los obstáculos que más he experimentado son: el deseo, la aversión y la duda.

Lo bueno es que la vida te trae siempre la mejor lección para ir mejorando en este aspecto. Trayéndote nuevos deseos, aversiones o dudas. Y la  verdad es que una vez una persona toma ese camino va cambiando su punto de vista de ver el mundo, ni a mejor ni a peor, solo diferente. Tratas de ver todo lo que sucede en tu vida como una lección oculta de la cual tienes que aprender algo, aunque sea paciencia.

A veces me pregunto si he escogido bien, si no debería haber escogido como meta en mi vida otra cosa, pero me parece que todos los caminos que tratan de conseguir algo externo solo llevan al sufrimiento con el tiempo, y a la identificación con cosas que no somos. Ese camino tendría sentido si tuviera una papel firmado por Dios que me dijera que voy a vivir hasta los 100 años, por ejemplo, con lo cual podría planificar mi vida en consecuencia. Pero como la vida es sumamente volátil y misteriosa me parece un poco absurdo identificarme con cosas que están en constante cambio. Más que nada porque lo he hecho y ese camino solo lleva, a la larga, a la decepción, mientras que estar bien con uno mismo lleva a la felicidad constante, a un sentimiento de paz.

En todos los sitios donde he estado, laboralmente hablando, siempre me han preguntado que como hacía para estar siempre feliz. No creo que siempre sea feliz pero comparado con bastante gente creo que mi media de felicidad si que es un poco más alta. Creo que la respuesta es porque no baso mi identidad en cosas cambiantes y porque tengo las cosas claras. Con el tiempo he visto que no mucha gente puede decir eso, desgraciadamente. Lo cual pienso que es un problema de educación emocional. El problema es que si hubiera ese tipo de educación la gente consumiría menos y la sociedad capitalista no podría salir adelante tan fácilmente.

Bueno, van a cerrar la biblioteca, otro día veremos como sigue mi vida. Me siento escribiendo este tipo de cosas como si lo escribiera en un papel, lo pusiera en una botella y lo tirara al mar, a saber a quien le llega.


Comentarios