Crítica de la película: A la deriva


"Nuestro gran tormento en la vida proviene de que estamos solos 
y todos nuestros actos y esfuerzos tienden a huir de esa soledad."
                          Guy de Maupassant

  Acabo de salir del cine de ver esta magnifica película, a mi personalmente me ha encantado y me ha afectado, no me esperaba que me fuera a gustar, la verdad, pero si. Es una de esas películas que relativiza tu vida al completo y te das cuenta de que todos los problemas que uno cree que tiene son tonterías. Como a partir de ahora todo van a ser spoilers decir que para mi es una película esencial que trata todo el tema de la soledad, la perdida y la autosuperación y que te recomiendo verla antes de seguir leyendo.

A partir de aquí no solo voy a soltar spoilers sino que directamente voy a contar el final de la película, asi que recomiendo no leer nada de esto si vas a ver la película.


La película esta basada en hechos reales, eso es lo que hace que sea tan dura, es más al final de la película salen fotos reales y recortes de periódico para mostrar que ciertas cosas que cuenta en la película son verdad. La película en si relata la típica historia de chica conoce chico y se enamoran, pero luego una vez están recorriendo el mundo en barco se meten en una tormenta, el barco se va a la wea y la chica tiene que sobrevivir sola. Esa típica historia, que realmente ya explica toda en el trailer no es lo mismo saberla que vivirla, la película te permite vivirlo. Lo que hace que la película sea tan buena son primero las actuaciones, no es una relación infantilizada y por lo tanto no es una historia de amor aburrida y pastelera, es una relación entre dos personas normales y corrientes que hablan de la vida y de sus cosas. El guión es buenísimo y la relación de ellos no aburre, la película hace flashbacks entre increíbles tomas en el mar (con tormenta de esas que quita la respiración incluidas) y momentos en los cuales los protagonistas se conocen.

Por lo tanto la película da una de cal y una de arena. Escena chocante donde todo se va a la mierda en el barco, mucha tensión, y cuando estas un rato en tensión la película cambia, muy agilmente, a ver como los enamorados andan por las calles de "allí donde estén", hacen una par de bromas divertidas, te ríes con ellos, pero mucho antes de que se convierta en una conversación pastelera podemos volver a ver otra escena de supervivencia en el barco. La película juega magistralmente con esos cambios para que tu, querido protagonista, no te aburras, porque el querido director sabe que el ser humano tiene una atención, cuanto menos, cambiante y de aburrirse rápidamente.


La historia, tanto en la realidad como en la película, es que una chica joven se enamoró de un marinero, se metieron en una tormenta y el murió. Ella para sobrevivir se imaginó que el estaba allí y le hablaba, por alucinaciones, para poder seguir adelante sola durante más de 40 días y encontrar tierra firme. Es una de esas películas como 127 horas, lo imposible o, en menor medida, Locke (esta última no esta basada en hechos reales pero me gusta y la meto en esta categoría). Son ese tipo de películas de supervivencia que se basan en historias reales que han pasado y te hacen ver que hay gente que ha sufrido lo que uno normalmente no sufrirá nunca y salieron adelante. La chica tenía 24 años. Conozco chicas de 24 años, y muchos más, que son totalmente ajenas al dolor ajeno y derrotistas, gente que no vive. En ese campo me puedo meter yo también en cierto grado, mientras a mis 24 años mi gran preocupación era terminar una carrera universitaria, y mi gran enemigo algún examen absurdo, otra chica con esa edad estaba sobreviviendo sola durante más de un mes, tras perder al amor de su vida, navegando sola por el océano.

A mi personalmente este tipo de historias me abruma, positivamente, y me hace ver el mundo como algo  maravilloso, aunque despiadado. Es aprendiendo de estas historias donde veo lo reducida que es mi experiencia de vida. Con esto no quiero decir que crea que para que una persona sea persona tenga que sufrir este tipo de calamidades, pero dan que pensar. Es un poco como mi viaje a Cuba, conozco a gente que no ha viajado que se queja de lo mal que va España, de lo malo que es el gobierno, y que se queja, se queja y se queja... Pobres diablos, id a Cuba y tratad de comprar papel higiénico (no hay) y luego volved y besad el suelo por el que andáis.

Al ser humano, o al menos al Occidental medio, le falta una buena ostia de realidad y de humildad. Y no lo digo posicionandome como si estuviera en el sector de personas que "sabe de que va la vida, y tu no", soy totalmente consciente de que yo estoy en ese conjunto de personas que necesitan comprender mejor como va el mundo y para ello necesitan vivir experiencias. Motivo por el cual me voy a Asia. No creo que una persona que haya sufrido o vea sufrimiento sea mejor que una persona que no, eso también sería falso, lo que creo es que es importante desarrollar la empatia y comprender el sufrimiento como algo general a la condición humana y al mundo en el cual vivimos. Mientras una persona no haga eso no es una persona.


A mi el cine me ha ayudado a desarrollar esa empatía, a conocer el sufrimiento humano, no tanto en películas absurdas sino en esas películas basadas en hechos reales, que son las que para mi cuentan. Sea como sea a mi esta película me ha impresionado, me ha enamorado, la he temido y he sufrido , aunque sea infinitesimalmente, las emociones de la protagonista.

No se donde estará Tami Oldham ahora mismo, la mujer real detrás de la película, que sigue viva y promociona la película con la actriz, pero desde un punto de España, aquí y ahora, tiene toda mi admiración, mi atención y le deseo por y para siempre lo mejor en esta vida o en las otras.

No quiero que este blog termine siendo un blog de crítica de películas o series, quiero que sea un blog más vital, pero como parte de mi vida también es ver cine y televisión he decidido de vez en cuando poner alguna crítica siempre y cuando vaya acompañada de una reflexión superior a lo que simplemente es la película en cuestión.


Comentarios