Capitulo I: Introducción


Introducción

"Nunca vayas por el camino trazado, porque conduce hacia donde otros han ido ya."
                                         Alexander Graham Bell

 Este libro es el compendio y resumen de un camino basado en una búsqueda, la búsqueda de lo que para mi es la Realidad. Mi objetivo con este libro es explicar de forma clara y teórico-práctica cosas que he descubierto y he experimentado, explicando como he llegado a esas conclusiones, por medio de que ejercicios y en que baso mis conjeturas y opiniones. La finalidad de este libro no es dar respuestas, todo lo contrario, a medida que he avanzado por este camino han aparecido más y nuevas preguntas, a muchas de esas preguntas sigo buscándoles respuesta. Sin embargo me he dado cuenta de que tras muchísimos años de investigación es posible que aunque viviera 1.000 años me seguirían surgiendo más preguntas que respuestas, es por ello que llegado a determinado momento he decidido hacer un resumen de lo que sé hasta ahora para luego seguir adelante con mi busqueda y también como ejercicio de auto-resumen de lo conseguido hasta ahora.

Inicios

 Siempre ha habido, en todas las civilizaciones, hombres santos, chamanes o personas con determinadas capacidades. Capacidades como curar,  ver el futuro o el pasado y en resumen gente con capacidades "sobre-humanas". El primer sentimiento de una persona capitalista nacida en una civilización profundamente materialista puede ser, evidentemente, la negación de que eso sea posible y el pensamiento de que todos y cada uno no de ellos son más que estafadores. Aunque por otro lado la propia religión de estas civilizaciones, el Cristianismo, esta basada en que hubo un tipo llamado Jesucristo que curaba a los enfermos y revivía a los muertos, lo cual crea la paradoja de que esa persona, que a lo mejor no cree en nada de esto, igualmente experimenta y disfruta la navidad, el año nuevo y una serie de festividades religiosas basadas en la vida de una persona de estas características. 

Mi interés por este mundo se inició aproximadamente a los 15 años. Simplemente era algo desconocido y me interesaba, las preguntas que me hacía eran infinitas:

¿Existen personas con capacidades sobre humanas? ¿Quienes son?¿Por qué tienen estas capacidades?¿ Son reales?¿ Si son reales, todos pueden acceder a estos estados de poder? ¿Cómo hacerlo? ...

Con esa edad llegué a determinadas conclusiones, no se hasta que punto ciertas, pero que luego rigieron mi búsqueda. De lo primero que me dí cuenta es que el sistema capitalista europeo no promovía esa búsqueda interna, por no promover no promovía ni siquiera conocerse a uno mismo. Lo que la sociedad capitalista quería es que fueras un buen esclavo, que estudiaras, que aprendieras lo que ellos querían que aprendieras, trabajaras mucho para otras personas o crearas una empresa, ambas actividades con la finalidad de crear más dinero y riquezas y luego que tuvieras hijos para que ellos siguieran haciendo lo mismo. Las preguntas filosóficas eran para una capa de la sociedad a la que simplemente se marginaba y lo sigue haciendo, a mi parecer. Por ello en la televisión no se ven debates sobre filosofía o poder personal sino la vida privada de gente mediocre cuya mayor finalidad en la vida es tener muchos músculos, ponerse tetas postizas y discutir sobre temas que, aunque no les interesan a nadie, son seguidas por millones de personas, deseosas de saber que tal le va a esa chica que se ha puesto tetas nuevas o que tienen un nuevo novio, otro de una larga lista.

Afortunadamente hay una cosa llamada libros. Ya que todo el mundo a mi alrededor parecía demasiado ocupado preocupándose por cosas triviales, decidí buscar en las bibliotecas a ver si había gente que se hubiera hecho esas preguntas, a mi parecer interesantes, sobre la vida. Los había y muchos, incluso diría que demasiadas para mi gusto. De repente tenía a mi disposición miles de libros hablando a veces de lo mismo, otras veces de cosas totalmente diferentes, desde miles de puntos de vista, aunque llegando a veces las mismas conclusiones desde campos totalmente opuestos. Leí, leí y leí, y cuando había acabado de leer todo me daba cuenta de que habían miles de libros más por leer.

En ese rango de libros que descubrí que hablaban sobre temas "fuera de lo corriente" incluso diría que taboo, hice una separación: los útiles y nos inútiles (que no por ello necesariamente falsos). Los libros útiles te explicaban una serie de cosas y luego te proponían una serie de ejercicios prácticos para que tu sacaras tus propias conclusiones. Esos libros solían empezar con la típica idea, al principio, de que el autor te iba a proponer una serie de cosas, te iba a explicar como había llegado a esas conclusiones y te animaba no a creerle sino a probar tu, a ver que sacabas de todo eso. Para mi esos eran los libros útiles porque el autor no te vendía nada, o mejor dicho si, pero te daba una cosa: herramientas de comprobación. Si que es cierto que a veces esas herramientas de comprobación no eran simples, como veremos luego, pero oye, al menos existían. Luego, basados en algunos de esos libros, otra gente escribía y decía de ellos: pues a mi me ha funcionado y he sacado "esto" como conclusión.

Por otro lado estaban los libros inútiles, libros sobre extraterrestres, ordenes galácticas, sobre si los extraterrestres hicieron o no las pirámides de Egipto y miles de otros temas que aunque curiosos, y aunque me he leído varios de esos libros, los he visto siempre más como novelas de ficción que otra cosa. No digo con ello que no crea en ellos, ni que si que crea, simplemente me dan igual. Me da igual si los extraterrestres hicieron las pirámides de Egipto, lo que te puedo asegurar es que no se presentaron por mi a los exámenes en la universidad. Me da igual si existe una Confederación Galáctica que vela por la humanidad, como dicen algunos libros, a no ser que bajen estilo Star Wars y me lleven a otro planeta para poder vivir en la gloria sus excelentísimas huestes Confederativas puedes existir o no, que no me son útiles directamente y mi sentimiento hacia ellas son de simple indiferencia.

Escribo esto porque en la cultura de la llamada espiritualidad un 80% de los libros suelen ser paja inútil, que no digo por ello que sea falsa, pero luego un 20% son libros de muy buena calidad y muy útiles, libros que te dan ejercicios que pueden mejorar tu vida realmente, a veces en muy poco tiempo. Sin embargo otros libros hablan de que si existen los ángeles, que si los arcángeles, que si el tarot, que si el los extraterrestres,... Cuando abro alguno de esos libros o me los leo por curiosidad lo único que dan son datos teóricos y ejercicios cuanto menos irrisorios: que si uno tiene que poner una vela durante 3 días tras una luna llena, que si tienes que mezclar sándalo con no se que para atraer yo que se que... Inútil, muy inútil, y extremadamente superfluo. Tampoco quiero meter cizaña y malos rollos, se que hay mucha gente que cree en esas cosas y les ayuda, posiblemente incluso algunas de ellas sean ciertas (a lo mejor todas ellas), lo que si que se es que son difícilmente comprobables por uno mismo, o al menos no he visto ejercicios prácticos para mi fiables. Y a mi eso de que cuando muera lo veré todo muy claro, pues mire usted, ya veremos que pasa cuando me muera pero yo no estoy aquí para perder el tiempo... A lo mejor dentro de unos años me encuentro escribiendo sobre lo verdaderos que son esos libros por alguna experiencia que haya tenido, pero a día de hoy, en esa categoría de libros, me considero una escéptico, palabra que por otro lado no me gusta nada pero es así.

Mi foco

Dicho esto, y aunque para ser sinceros termino leyendo todo lo que acaba en mis manos por simple diversión, mi foco se centró en una serie de libros que por determinadas razones me parecieron creíbles y comprobables. Mirando en retrospectiva empecé a estudiar esos mundos con libros escritos por científicos, sobre todo libros de física cuántica, de la teoría de las supercuerdas, etc...

Creo que para entrar en este tema, que es un poco taboo, es importante ir muy poco a poco y de forma muy sosegada. A lo mejor dentro de tres o cuatro capítulos me encuentro escribiendo sobre cosas "ilusorias" para el lector corriente como pueden ser viajes astrales, energías y el cuerpo energético y eso, para cualquier persona que no haya conocido con anterioridad este mundo, es ir demasiado rápido. Por lo tanto mi objetivo con este libro es llevar al lector de la mano, muy poco a poco, a cuestionarse su realidad, no en base a ningún dogma, sino acompañándole por medio de un conjunto de descubrimientos científicos y prácticas para que la persona, pasito a pasito, suave suavecito, vaya sacando sus propias conclusiones. Aunque yo empecé a estudiar todo esto a los 15 años tardé años en comprender e interiorizar muchos conceptos clave antes de dar grandes saltos, me llevó tiempo y me alegro de que me llevara tanto tiempo, porque las cosas de las que aquí voy a hablar no son siempre fáciles de explicar.

Otro gran problema que tengo a la hora de escribir este libro es que no se quien es mi lector objetivo. Puede coger este libro una persona que no tenga ni idea de que va el tema o una persona que este mil veces mas avanzada que yo en todo esto y le parezca un libro demasiado básico. Por lo tanto mi estrategia va a ser la lógica, ir de menos a mas para tratar de dar toda la información posible y de paso ordenar mis conocimientos.

Mi primer libro de espiritualidad

 Antes de seguir decir que no me gusta el termino espiritualidad, pero tampoco me gusta el termino psicología. Me gusta más el termino de realidad, porque una cosa o es real o no lo es. Hablar sobre la  teoría de la gravedad es ciencia, simplemente, pero tampoco puedo decir que este libro sea ciencia, a no ser que lo encaje en la física cuántica, pero claro no tengo los conocimientos básicos del físico cuántico, ni me acerco a ellos. Al final, muy a desgana, me veo obligado a tratar de este tema como un tema de espiritualidad, aunque creo que el termino en sí ya tiene connotaciones negativas para una parte de la población. También podría decir que es un libro que trata sobre el cuerpo energético del ser humano, que es al fin y al cabo de lo que quiero hablar, pero en las bibliotecas no hay ninguna sección que se llame "cuerpos energéticos" con lo cual pocas opciones me quedan. De todas formas prefiero estar en la sección de espiritualidad que en la de esoterismo, eso seguro.

Volviendo al tema del titulo mi primer acercamiento a esta nueva realidad se dio con el libro de "El universo holografíco: una visión nueva y extraordinaria de la realidad" de Michael Talbot. Michael Talbot no es en si un científico, pero es un escritor de EEUU que escribió este y otros libros en los cuales acercaba el misticismo antiguo y la física cuántica. Aunque el no es un científico su obra esta basada en las investigaciones y conclusiones de quienes si fueron dos grandes científicos: David Bohm y Karl Pribram.

Por una parte esta David Bohm, físico estadounidense que ha llegado a ser considerado uno de los mejores físicos cuánticos de todos los tiempos. Destacar su modelo holonómico del funcionamiento cerebral, basado en nuevas teorías sobre la cognición humana. Einstein llegó a hablar muy positivamente de el y fue propuesto para el premio Novel de física en 1958.
Por otro lado esta Karl Pribram, medico especializado en neurocirugía y medicina conductual. Trabajó como profesor en varias universidades estadounidenses, nacido en Austria. También fue un científico, si se le puede llamar así a un doctor, de reconocido prestigio.

No voy a resumir este libro porque sería inmensamente complicado resumir lo varios experimentos que llevaron a cabo, así como las sorprendentes conclusiones de muchos de esos experimentos. Pero recomiendo al lector, incluso antes de seguir con este libro, de hacerse con el libro de Michael Talbot y leerlo tranquilamente. Copio lo que pone en la contraportada de este libro a día de hoy porque lo resume muy bien:

"Michael Talbot nos desvela curiosos fenómenos que no tienen explicación para la ciencia moderna, pero que sí pueden interpretarse mediante la física cuántica o modelos teóricos como el paradigma holográfico. El universo es un gigantesco holograma, una proyección tridimensional que nuestra mente se encarga de recrear, y la realidad tangible de nuestras vidas cotidianas es realmente una ilusión, igual que una imagen holográfica. De esta manera, el tiempo y el espacio no son más que productos de nuestra manera de percibir, pero estamos tan «programados» para aceptar estos conceptos como categorías absolutas que nos cuesta incluso imaginarlo. El paradigma holográfico no sólo sirve para explicar fenómenos de la física y la neurología que la ciencia clásica es incapaz de interpretar, sino que pone de manifiesto que la ciencia no está libre de prejuicios ni es tan objetiva como nos quieren hacer creer los científicos, ya que el universo abarca bastante más de lo que nos permite percibir nuestra cosmovisión actual."

El lector tiene que entender que yo quiero avanzar más. Presupongo una apertura de mente necesaria en el lector para leer los próximos capítulos y yo no tengo las herramientas adecuadas para ayudar a la apertura de esa mente, pero estos dos científicos de reconocido prestigio si la tienen. Por lo tanto, repito, insto al lector, si no tiene ninguna idea de lo que es el mundo astral y no se siente preparado para hacer frente a realidades alternativas, a comenzar con este libro para ir un poco cambiando su percepción de la realidad. Luego le animo incluso a profundizar más aún en los experimentos de estos científicos de los cuales hay mucha información por Internet y vídeos explicativos en youtube.

Como interpretas la realidad

 Si me has hecho caso y te has leído el libro de Michael Talbot es posible que te hayan surgido más preguntas que respuestas. A mí la sensación que se me quedó tras leer ese libro fue pensar "Si todo esto es cierto, es de locos, si estos experimentos se cumplen, y tiene que ser así por lo que estoy leyendo y tras investigar todo esto son experimentos científicos serios, la concepción del mundo que tengo se cae en pedazos". Fue un shock, un gran shock. Y tras leerlo y releerlo no seguí inmediatamente estudiando el tema, era muy joven y me superaba, pero ya se había plantado una semilla en mi consciencia. Retomé mi búsqueda años más tarde.

Voy a hacer un salto en los libros que me he leído, y tras pasar de nombrar ese libro que me leí hace años voy a tratar un tema diferente con un libro que me estoy leyendo ahora mismo, porque lo explica a la perfección. El libro en cuestión es "Homo Deus", de Yuval Noah Harari. En la pagina 164 empieza un apartado llamado "la red del sentido" que termina varias paginas más tarde, por la página 171. Recomiendo el libro, no tiene nada que ver con nada de espiritualidad sino que es un libro de historia, que gracias al análisis de esta "predice" el futuro en base a una serie de factores, siendo el libro muy consciente en todo momento que predecir fiablemente el futuro es una tarea bastante vacía de sentido en si misma, pero no por ello carente de frutos. El libro, como digo, es una maravilla en todos los sentidos, pero en lo que me quiero centrar es en unos conceptos que explica de forma perfecta que es la idea de los "órdenes imaginados".

El autor explica que hay tres realidades: la realidad objetiva, la realidad subjetiva, y una tercera realidad que se suele pasar por alto, la realidad intersubjetiva. Lo voy a explicar a mi manera para adaptarlo a mi discurso pero recomiendo leer esta parte sobre la red del sentido que se encuentra en ese libro.

La realidad objetiva: es esa realidad en la cual las cosas existen independientemente de nuestras creencias o sentimientos. La gravedad es un buen ejemplo, no por no creer en ella va a cambiar el resultado si saltas desde un puente o desde lo alto de un edificio.

La realidad subjetiva: depende de las creencias y lo sentimientos de la persona, no es real, pero una realidad falsa compartida por millones de personas puede llegar a crear una seudo-realidad objetiva.

Como bien dice el libro de Yuval Noah el problema es que mucha gente opina que solo existen estas dos realidades, eso les hace llegar a una conclusión, que es que si todo el mundo piensa algo, por ello es real, ya que no es subjetivo. Es aquí donde entra el tercer tipo de realidad:

La realidad intersubjetiva: es una realidad basada en un acuerdo entre muchos seres humanos, que acaba haciendo de algo "no real", algo "real". Un ejemplo es el dinero, el dinero en sí es un trozo de papel, no tiene ningún valor, hasta que una serie de entes llamados estados junto a las personas que en ellos residen deciden darle un valor y valerse de el para llevar a cambio intercambios. En ese momento el dinero no solo es real, sino que imprescindible para los seres humanos. Otros ejemplos en este ámbito son las leyes, los dioses, determinadas costumbres y muchos imperios se han basado en ideas aceptadas por todos que han hecho que el juego continúe. Un ejemplo de ello puede ser por ejemplo decidir que el Faraón es un Dios encarnado en la tierra. Estas realidades intersubjetivas eran reales hasta que determinados hechos históricos acabaron con ellas, con lo cual más que reales fueron temporales.

Es fundamental tener un mínimo de raciocinio y saber analizar las cosas tal y como son, saber a que realidad pertenecen. En el libro de Yuval se pone un ejemplo de la mentalidad de una persona que viviera en la época de las cruzadas y luego la mentalidad que tendría una persona en lo siglos posteriores, explicando muy gráficamente como nos afecta la percepción de los demás.

Esta idea de la realidad intersubjetiva es muy importante porque muestra que no vives en un mundo real, vives en un mundo que has adaptado en tu mente según una serie de valores sociales, geográficos, políticos y en la realidad en la que te mueves. Esto no es una crítica, solo es una observación, con este libro que estoy escribiendo no estoy demostrando la realidad última de lo que es el ser humano, pero si tratando de acrecentar un poco la consciencia del lector para que vea posibilidades que residen en el y de las cuales aún no es consciente porque en la realidad intersubjetiva actual se le da muy poco poder al ser humano en si mismo. Para ello me voy a servir de una serie de razonamientos lógicos, ejercicios y teorías, y todo esto es el comienzo de ello para tratar de expandir la mente del lector.

Si hubieras nacido en una época en la cual la esclavitud fuera lo normal y tu familia se beneficiara de ella seguramente no te la cuestionarías, simplemente pensarías que hay seres superiores y seres inferiores, es lo que te habrían dicho toda la vida y la mayor parte de la gente simplemente lo aceptaría. Hoy, por determinadas razones la conciencia social ha cambiado y tener a un esclavo es ilegal y no se da, pero si que puedes tener a un trabajador trabajando gratis como becario, explotarlo, y aunque no es lo mismo, ya que ese becario puede encontrar otra cosa e irse y no por ello vas a azotarle ni colgarle de un árbol a lo mejor en algunos años, o siglos, esta práctica de tener trabajadores explotados se ve como algo arcaico.

A medida que las sociedades evolucionan se ven obligadas a crear realidades para organizar a los seres humanos, es lógico, normal y sano. Pero con el tiempo esas realidades evolucionan, de normal para mejor. Conozco la mentalidad capitalista europea, he nacido en ella, y las cosas que voy a empezar a soltar en este libro chocan, de frente, con como se ve el ser humano y posiblemente como te veas a ti mismo, en esta realidad creada. Por lo tanto, antes de proponer ideas que significan un cambio de mentalidad importante, creo que es necesario por parte del lector analizar porque piensa lo que piensa de la realidad, ver que cosas sabe que son ciertas porque las ha observado y que cosas son ciertas porque se lo han dicho pero aún no ha comprobado o no ha podido comprobar.

Algunos de los ejemplos de preguntas que se me ocurren que se puede hacer una persona así por encima podrían ser :

¿Qué soy realmente?
¿Qué es la muerte?
¿Por qué existen los sueños, y las pesadillas, y que pasa realmente cuando duermo y al despertarme recuerdo estos sueños o pesadillas?
¿Si dormir es solo descansar el cuerpo, que sentido tienen esas imágenes mentales llamadas sueños, de donde vienen o por qué?
¿Hasta que punto mis pensamientos afectan a la realidad que me rodea?
A veces tengo fuertes emociones, de odio, de amor, de pena,... ¿Qué son las emociones más allá de simples sentimientos anímicos?
¿Por qué hay gente que parece estar feliz o en paz ante situaciones que yo pienso que no podría soportar?
¿Qué quiero realmente en mi vida?
¿Qué es la suerte?
¿Por qué hay gente que parece tener muchísima suerte y otra gente bastante mala fortuna, surgiendo de ambientes muy parecidos, a veces incluso siendo hermanos?
¿Cual es la razón de la vida? ¿La vida tiene alguna razón de ser?
Se suele decir que solo usamos un porcentaje muy pequeño de nuestra mente ¿Es verdad?
¿Qué es la mente?
A veces hay persona que tienen pequeñas experiencias como pensar en una persona en la cual no pensaban desde hace años y justo esa persona les llama, o los deja-vu,... ¿Qué ha pasado para que pueda ocurrir eso?

Me voy a meter en territorio desconocido, en un mundo de sensaciones, emociones, estados alterados de consciencia y sucesos paranormales, que realmente no tienen nada de paranormales, una vez los comprendes son lo más normal del mundo, pero la realidad intersubjetiva actual ha decidido darle la espalda a todos estos temas y tratarlos como "cosas raras de las que no tienes que preocuparte". En gran medida porque es muy complicado decirle a una persona que tiene que ser sierva de un sistema y hacer lo que le dices y por otro lado decirle que tiene un gran poder interior capaz de cambiar la realidad y ser dueño de su propia vida. Pero desde mi punto de vista creo que es importante a veces hacerse preguntas y tratar de observar las cosas fuera del filtro social. De lo que trata este libro es de el camino que yo utilicé para hacer esto y lo que fui descubriendo.

Como quiero exponer el libro

 La forma en la que voy a hacer esto es acompañar mis explicaciones apoyándome a veces en libros de calidad que otras personas han escrito, como he hecho hasta ahora, otras veces simplemente explicaré mis experiencias y otras veces daré ejercicios prácticos.

Mi finalidad con este libro es doble:

 Primero, me gustaría empoderar al lector y que sea consciente de que tiene mucho, muchísimo más poder del que piensa para moldear su realidad. Me gustaría que la persona que no tiene ni un duro y culpa a la sociedad o a factores externos de ello se diera cuenta de que tiene el poder para cambiar su situación. No basándome en mensajes positivos hiper-utilizados en libros de positivismo tipo "se positivo y todo lo bueno vendrá a ti", sino haciéndole experimentar su verdadero poder por medio de ejercicios practicables, medibles y continuados en el tiempo. Me gustaría que la persona que no se siente amada se diera cuenta de en que está fallando realmente para poder solucionar ese problema. En definitiva, me gustaría que el lector llegara a sentirse un Dios, el Dios que realmente es. Lo cual no quita que luego haya incluso un Dios superior a el mismo a lo que a mi me gusta más llamar el Orden Infinito, pero ese es un tema para más adelante. Quiero ayudar al lector a entrar en contacto con ese poder superior por medio de una serie de prácticas para las cuales son necesaria cierta preparación previa por una simple razón: la mente tiene un poder inimaginable, y si decides creer que todo esto son chorradas, que la vida es dura y auto flagelarte por lo mala que es tu situación esa sera tu realidad. Sin embargo si te das una oportunidad para conocerte a ti mismo y tu inmenso poder tu vida cambiara de formas inesperadas.

Segundo, me gustaría ordenar un poco toda la parafernalia que hay en el ámbito de la espiritualidad. Ordenar es sesgar y poner etiquetas, algo realmente perjudicial, pero creo que necesario en una disciplina en la cual hay miles de libros y es un poco difícil saber como guiarse por ella, incluso para la persona que lleva casi toda la vida estudiándola. Por lo tanto en mi esquema mental voy a tratar de organizar las cosas, algo realmente peligroso porque es delimitar, pero quiero dejar claro desde ya que simplemente es el orden que yo le he dado a los factores y que a mi me ha servido, no es nada más que eso. Una vez uno comprenda todos los términos puede ordenarlo como desee.

Y eso es todo en esta parte de introducción. A partir de ahora mi objetivo es idear diferentes capítulos en los cuales la persona pueda ir descubriendo, si no los conoce ya, nuevos conceptos que le puedan ser útiles a nivel práctico en su vida diaria.

Comentarios