Mi experiencia de fin de semana en la incubadora de Demium Startups



"En Dios confiamos. Para todo lo demás,... datos."
             Uno de los fundadores de Cuidum

 Como sabrán aquellos que sigan este blog dentro de mes y pico me voy a vivir un tiempo a Asia como voluntario pero como ya no estoy trabajando tengo tiempo libre en verano. Hablando con mi hermana y preguntándole si se le ocurría algo que pudiera hacer hasta que llegue esa fecha me recomendó apuntarme a un "curso" de fin de semana, en una incubadora de Startups (ella tiene una startup). Al principio pensaba hacer varios posts de la experiencia pero al final he decidido hacer solo uno, aunque sea un poco largo, y poner el titulo en grande para cada apartado por si hay algo que alguien quiera saltarse.

¿Qué es una incubadora de Startups?

 Importante primera pregunta antes de entrar en el tema... Una incubadora de negocios, o de startups, es un lugar donde te forman y te ayudan a montar tu propia startup. Para ello vas pasando una serie de procesos de selección y si entras en la incubadora consigues meterte en ese "ecosistema". Aunque pueda parecer obvio lo escribo también: no cobras, ni nada por el estilo, no es un trabajo. Lo que te ofrece la incubadora son:

- Contactos, gente que, como tu, quiere montar su startup, con lo cual puedes juntarte con ellos, crear un equipo y gracias a ello crear sinergias.

- Formación, los responsables de la incubadora te forman y te aconsejan constantemente de como hacer las cosas bien. No solo en temas de negocios, sino también en temas legales, financieros, etc...

- Inversores, la incubadora tiene contactos de inversores y por el simple hecho de estar en la incubadora ya es un paso previo favorable a que te escuchen.

 En resumidas cuentas, una incubadora es ese lugar donde te metes y creas algo junto a otra gente,  trabajando mucho y no cobrando nada. Y la gente lo hace por la simple razón de que te puede hacer millonario, solo tienes que crear tu empresa y venderla por muchos millones o hacer que funcione. Las probabilidades de crear una empresa junto a otras personas que tienen experiencia, contactos y ganas y que tenga éxito es mucho mayor que si montas una empresa solo, evidentemente.


El proceso de selección, para entrar al proceso de selección para ser seleccionado

 Tras apuntarme en esta incubadora, Demium Startups, me citaron un día y acudí a la llamada. Son tres horas en las cuales la primera hora te explican quienes son y que ofrecen. Luego de una ronda de preguntas donde cada uno puede preguntar lo que quiera se hacen grupos de 3-4 personas y se pone un caso de "estudiar" una empresa para contestar a una serie de preguntas que luego cada grupo contestará ante el jurado. Mientras el equipo trabaja siempre hay algún mentor en la mesa observando y lo que se mira son factores de relaciones, como trabaja cada uno etc... como cualquier dinámica de grupo normal y corriente. Las respuestas supongo que serán lo de menos siempre y cuando sean lógicas, realmente todos los grupos contestamos más o menos lo mismo. Cuando termina esa dinámica te dicen que ya te dirán algo. A mi me mandaron un email, me cogieron y pasé a la siguiente fase. La siguiente fase era la del fin de semana.

Al irme de esa pre-pre-selección tengo que reconocer que la empresa me dio muy buenas sensaciones. No tengo mucho conocimiento del mundo de las startups pero me gustó la gente de Demium porque me pareció sincera y, tal y como ellos dicen, lo que las diferencia de otras incubadoras es que ellos apuestan por la gente más que por las ideas. Como estoy ya curtido en el mundo de las empresa y el postureo doy por sentado que todas dicen lo mismo, y luego hablando con ciertas personas me lo han corroborado, pero a mi personalmente me convencieron. Que todo el mundo diga lo mismo no quiere decir que todo el mundo lo diga de verdad. O si, pero bueno, que más da, estában al lado de mi casa y tenían buena pinta.

Por otro lado, y para ser totalmente sinceros, aunque luego no pasé la siguiente fase creo que no hubiera continuado porque no creo que me encuentre en el momento de mi vida de afrontar este reto, si es que alguna vez tengo que afrontarlo. Ahora mismo me encuentro en un momento de mi vida que no tengo ataduras y lo que me nace de hacer y voy a hacer es irme a vivir a Asia y meditar en el Himalaya. No tendría sentido anular eso por volver al mundo empresarial, no solo trabajando sino no cobrando nada para trabajar aún más. Cada experiencia tiene su momento y su lugar y yo tenía claro desde el primer momento que no era ni el momento ni el lugar de ponerme a emprender, pero tenía mucha curiosidad de aprender lo que he aprendido. Por lo tanto le pido "perdón" simbólicamente a Demium por seguir adelante con el proceso para vivir el fin de semana de formación aunque no me interesara del todo la experiencia completa (6 meses) y al mismo tiempo agradezco que no me hayan cogido para no tener que echarme para atrás y dar una mala imagen. Aunque también es cierto que si me hubiera interesado continuar esa experiencia hubiera tenido una actitud mucho mas proactiva (hubiera participado en la presentación de la empresa,...) en vez de quedarme un poco en las sombras.

Yo tratando de pasar desapercibido mientras los demás eran protagonistas.

Sea como sea me cogieron para el fin de semana, al que decidí ir.

Mi fin de semana en Demium Startups

 El fin de semana con Demium consistía en 3 días. El viernes nos conocíamos todos los asistentes, el sábado y domingo montábamos una empresa con un equipo totalmente nuevo y desconocido y el domingo escogían, de unas 30 personas, quienes entraban y quienes no en el proceso de incubación. En esos 3 días aparte había varias formaciones, que es lo que a mi realmente me interesaba. Tuvimos una formación de como crear una empresa con el Lean Canvas, una formación de como hablar a inversores y una charla por parte de uno de los fundadores de Cuidum contándonos su experiencia de como había montado su startup. Tuvimos también formación de como hacer un Pitch para presentar nuestra empresa, pero tras años haciendo pitches a grandes empresas esta fue la que menos me interesó. Sin embargo las otras formaciones me encantaron y me enseñaron muchas cosas, que es justo lo que buscaba.

Para organizar un poco las experiencias voy a enumerarlas y contarlas aunque no estén en orden cronológico. En cuanto a como montar una empresa con el modelo Lean Canvas es el único tema de este fin de semana al que le voy a dedicar un post aparte porque quiero hacer varias reflexiones sobre el.

Conociendo al resto de participantes y mi equipo

 El viernes, tras muchas presentaciones, hicimos un speed-dating de esos. Hablamos 2 minutos con cada persona y luego las puntuamos en una app del 1 al 5. Yo simplemente puntué con un 3 a casi todos, menos a un par con un 2, porque no quería estar en su equipo, y a otros con un 4, puntué a casi todos con un 3 porque en 2 minutos es muy difícil ver pros y contras de cada uno, pero bueno mejor 2 minutos que nada. Fruto de ello me pusieron con un equipo, el que sería mi equipo durante todo el fin de semana. Cuando me pusieron con mi equipo lo primero que pensé es "¿Esta gente estaba realmente antes aquí?". No me sonaban. Dese cuenta el lector de que eramos un poco más de 30 personas y compartíamos el mismo habitáculo desde hace menos de 2-3 horas, y en esas horas habíamos estado mirando presentaciones, no conociéndonos... Un ratillo de bocadillo si pero en esos ratos había hablado con otras personas.

De todas formas el equipo que me tocó fue sin duda alguna el mejor (supongo que todo dirán lo mismo), de esto me di cuenta bastante pronto. Como es un blog público no voy a dar muchos detalles de estas personas, evidentemente, pero solo decir que todos y cada uno de ellos tuvieron su momento y su lugar en el grupo y que me alegro mucho de haber trabajado con ellos. Nos reímos mucho, nos lo pasamos muy bien, y creamos unas cuatro empresas en menos de 24 horas.

Este soy yo mismo con el magnifico equipo de "Landen especuladores".

Landen

Eligiendo y montando nuestra empresa

 Tras tener el grupo, el viernes por la tarde, los 9 equipos teníamos que coger una de las 10 opciones de empresas que habían propuestas. Solo podían repetir empresa dos equipos. Durante el fin de semana tendríamos que montar un pitch, un resumen ejecutivo y presentarlo el domingo por la tarde a un equipo de inversores para defenderlo y que nos dieran dinero para nuestro proyecto (de forma simulada). Solo sentarnos ya teníamos bastante claro que empresa queríamos elegir, así que nos dirigimos para que no nos la cogieran (había que decírselo a uno de los de Demium). Al llegar ya la habían cogido dos equipos. Por lo tanto nos sentamos y elegimos otra. Fuimos a reservar la empresa y también la habían cogido, es más, la cogieron en nuestras narices. A la tercera fue la vencida y cogimos una empresa inmobiliaria.

La experiencia de mi equipo en el sector inmobiliario era desconocida así que hicimos lo que mejor sabemos hacer: Crear (magical music in the air). No, ahora en serio, teníamos un grave problema. No voy a contar todo el proceso, sería una tarea larga y aburrida de explicar, pero en menos de 24 horas, desde las 9:00 de la mañana del sábado hasta las 15:00 de la tarde de ese mismo día montamos 4 empresas. Cuando digo que montamos una empresa quiero decir que estudiamos cientos de cosas (viabilidad legal, competencia, costes, interés del consumidor, medidores, llamadas,...). Montamos una empresa de prestamos, una inmobiliaria de venta a la baja, otra cosa que ni recuerdo y al final nos decidimos por montar una web de subasta de pisos para el alquiler, el que más puja se lo lleva (explicado pronto y mal porque habían otras variables que no vienen a cuento).

La idea nació cuando yo me encontraba llamando a personas que vendían su piso por idealista para venderles nuestro servicio de venta de pisos. Todos pasaban de nosotros, hasta que uno de los integrantes de Landen tuvo la maravillosa idea de subastar, no la venta de pisos a la baja, sino el alquiler al alza. Empecé a llamar a dueños de pisos y estos se mostraron muy interesados con nuestro proyecto. Landen había nacido...

El resto de la tarde la pasamos montando una web, poniendo campañas en facebook y haciendo mucho trabajo. En determinado momento hablamos de que papel iba a hacer cada uno, pensé en ser el que hablara o tener un poco de protagonismo pero me di cuenta de que tenía dos opciones, destacar o dejar que se luciera mi maravilloso equipo, significando esto que no me cogerían en la incubadora. Sabía que esto sería así porque en mi trabajo yo siempre he sido "la otra parte", la que selecciona, y terminas cogiendo a los que muestran más interés. Decidí que lo mejor era ser sincero conmigo mismo y optar por el silencio, fruto de ello terminaron optando por los puestos más importantes el resto de mi equipo, recluyendome al papel de simple observador ya que mi puesto era inexistente. Debe ser un un rasgo de madurez por mi parte, en el pasado me conozco y hubiera saltado a ser el que hablara o un cargo importante, por lo visto estoy aprendiendo a actuar con la justa medida de cada caso, y pensando en las consecuencias de mis actos, no tratando de ser el protagonista sino dejando que otros se pongan por delante mío para que les vaya mejor. Me alegro por mi.

Volviendo al tema en cuestión trabajamos, mucho, durante muchas horas, y terminamos montando una empresa de la leche. Una empresa magnifica y fenomenal de la cual me guardo con mucho amor la presentación de Pitch.

Meditando con Yuri, miembro de otro equipo, que sería el equipo ganador.

Las presentaciones de los proyectos

 Todos lo equipos teníamos un gran problema, y era tratar de hacer viable proyectos que no lo eran, o que al menos no como estaban planteados. Para que el lector comprenda esto tiene que comprender que nos daban 10 proyectos posibles, solo 10. Estos proyectos eran empresas extranjeras y todas tenían algún inconveniente. Las que eran "fáciles" porque  tenían muchos consumidores posibles tenían el problema de que ya habría una empresa haciendo lo mismo, como mínimo, por otro lado las empresas "difíciles" eran inviables por motivos legales, de costo o con fuertes barreras de entrada. Todos tuvimos que reinventar la empresa varias veces.

Esto que voy a decir es una opinión personal, y no es por el hecho de que fuera mi equipo, pero de las nueve propuestas que se presentaron la nuestra era la única viable teniendo en cuenta todos los factores posibles (tecnología, inversión inicial, competencia, interés y necesidad). Creo que si se midiera la viabilidad de la empresa habríamos ganado, de lejos, lo pienso yo y lo pensaban miembros de otros equipos con los que hablé, pero lo que se medía no era eso (y todos lo sabíamos). Lo que se medía eran otra serie de factores. Pero bueno ese es otro tema... Sea como fuere ganaron otros, aunque me hubiera gustado que ganara mi equipo, no tanto por mí, sino porque creo que fuimos los únicos que conseguimos llegar a montar una empresa real. El problema de varias de las startups creadas era el tema tecnológico. Todo el plan era maravilloso, hasta el momento de la gran pregunta: ¿Como vas a financiar esos 3 millones que necesitas para crear tu empresa de la nada y pasar por delante de grandes empresas tecnológicas que pueden tener 100 veces esa suma en cuestión de segundos si quieren? Silencio de fondo...

No entiendo porque la gente que eligió temas de tecnología los enfocó al cliente, cuando siempre es mejor idea enfocarlo al negocio B2B cuando la inversión inicial no es exageradamente alta. Las razones son múltiples pero este no es el lugar ni el momento de hablar de estas cosas y como seguramente habrá gente que me contradiga ni me voy a meter. Lo que si que estaba claro es que antes de las presentaciones no daba ni un duro por nosotros y al finalizar todas sabía que o ganábamos nosotros o ganaban lo que ganaron. ¿Falta de modestia? Yo lo llamaría simple lógica.

Resumen de la mayor parte de proyectos que se presentaron.

Sea como fuese las personas que entraban en el proceso de incubación de los 6 meses empezaban al día siguiente, hoy. Hoy empieza por lo tanto su camino en el mundo de las startups. A todos ellos les deseo muchas fuerzas, muchos ánimos, y todo mi amor. Realmente se meten en un mundo realmente apasionante a la vez que realmente duro (en el buen sentido de la palabra). A todos ellos les dedicaré un recuerdo en mis meditaciones en el Himalaya porque si algo he aprendido es que el mundo de las startups es sacrificio puro y duro. Y aunque quien sabe, a lo mejor en un futuro sigo ese camino, not my cup of tea ahora mismo.

¿Qué he aprendido gracias a este magnifico fin de semana?

 Tras este magnifico fin de semana me quedo sobre todo en haber comprendido una forma de crear una empresa, tanto en el proceso de análisis y creación (el método lean canvas que desarrollaré en otro post) como en los pasos a seguir, que son: tras tener un estudio de tu empresa montar una serie de documentos y ya tratar de ponerte en contacto con inversores. También he aprendido que lo más difícil sin embargo no es el dinero sino encontrar un equipo con el que decidas emprender un proyecto de este tipo y que todo cuadre. Como bien nos decían, para llevar a cabo un proyecto de este tipo no es solo dedicarle Full-Time sino Full-Life. Se me hace difícil comprender como gente con hijos y obligaciones puede llevar a cabo estas titánicas tareas, pero existen y están ahí. Gente que deja todo, o lo pausa, para dedicarle meses a luchar por una idea. Partiendo que 9 de cada 10 startups "fracasan" es realmente una decisión importante y sobre todo valiente. Aunque desde mi punto de vista la clave es la experiencia, ahora que comprendo mejor como funciona el tema a lo mejor si que me gustaría en un futuro intentarlo pero si que cambiaría ciertos factores, como tener muy claro el mercado en el cual quiero entrar, las personas con las que quiero hacerlo y ponerme un limite de tiempo claro, objetivo y aceptable.

Pensar en estos dos últimos días y pensar que si me hubieran cogido y hubiera entrado mis próximos serían casi todos así la verdad es que es chungo, por lo que tengo claro que los que triunfen, que alguno habrá, se merecerán todos los millones de euros que ganen.

Y eso es todo, un gran fin de semana, ahora a seguir con mi vida.

Comentarios