¿Por qué escribir un blog?



“Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno.”
                    Clint Eastwood

  El tema es que iba a empezar a escribir determinados posts de los libros, películas y series que más han influido en mi vida. Pero me he preguntado ¿Y por qué? ¿Qué me lleva a querer escribir en un blog que no lee ni dios? Es más, ya tuve un blog durante varios años donde ya escribí sobre estas cosas y lo terminé borrando porque no me aportaba nada. ¿Para qué diablos quiero volver a escribir una serie de posts dando mi opinión sobre determinadas series o películas si van a caer en el olvido?¿No tengo mejores cosas que hacer?

Luego me ha llegado una pregunta interna más general ¿Por qué diablos estoy escribiendo un blog? La respuesta rápida ha sido "para compartir". Pero luego me he puesto a pensar y en esta sociedad eso es una soberana tontería. La gente esta demasiado ocupada trabajando, atendiendo a su familia, y en su poco tiempo libre ve series, no se dedica a leer lo que otros opinan de ellas. Y si por cualquier razón busca opinión la busca en determinadas páginas famosas, no en un blog perdido de la mano de dios al que no creo que llegara ni aunque quisiera. Yo mismo he buscado mi blog por google y no he conseguido llegar a el (por lo visto aún están indexandolo).
Luego me ha llegado un pensamiento de que este blog es una soberana tontería. Fruto de ello he sido sincero conmigo mismo y me he dicho: vale, voy a analizar mis motivaciones y si no son inteligentes lo borro y santas pascuas, no tiene más, y la verdad no será ni la primera, ni la centésima vez, que dedico mucho tiempo a algún proyecto y un día simplemente lo elimino, me ha pasado sobre todo escribiendo libros.

Todo eso me ha hecho pensar en que estaba justificando este blog por el número de visitas que tuviera. He pensado ¿Si por x razones desde mi primer post me hubieran leído miles de personas estaría en la misma situación? Supongo que no, supongo que tendría feedback, vería que tengo miles de visitas, aunque sea en parte de gente que no opina lo que yo y eso le daría "más vida". Pero eso me parece una tontería. Es como si empezara a escribir un libro, llevara solo 20 páginas, y ya estuviera esperando que la gente, por arte de magia, viniera en masa a mi casa a alabarme por esas 20 miseras páginas. Cuando cualquier escritor famoso estuviera escribiendo sus primeras obras, sus primeros capítulos, estaría solo, y no sería mucho más tarde, cuando ya tuviera su obra completa y la hubiera vendido que esta llegaría a triunfar, o no...

Escribir es como pintar un cuadro, tienes un lienzo en blanco y vas trabajando por capas, y muchas veces no es hasta que la obra lleva muchas horas de trabajo en la cual se empiezan a pintar los detalles y a crearse una obra de arte. Para comprender mejor esto se pueden ver muchos vídeos de youtube de "Speed drawings" que el pintor no sabes muy bien comprender que diablos quiere pintar, pero es en los últimos segundos del vídeo donde el pintor pone 3 o 4 detalles y de repente toda la obra obtiene significado y piensas "que pasada".

Escribir es un poco igual, es un arte, es un estado en el cual la persona se sienta consigo misma y empieza a escribir, sea lo que sea. Pero sigue sin gustarme la idea de que uno escribe para los demás, aunque hay cierta verdad en ello.

Pensándolo bien si no estuviera escribiendo ahora mismo, que tengo tiempo libre, habría quedado con algún amigo, aunque hoy es un mal día para ello, o estaría viendo alguna serie, leyendo, preparando mi viaje a Asia, jugando a algo, meditando (acabo de meditar una hora realmente),... Pero me fijo en esas cosas y son cosas extrospectivas (palabra que creo que me acabo de inventar), mientras que escribir es algo introspectivo, te preguntas y analizas cosas.

Entonces creo que he dado con la clave: escribir te obliga a pensar.

Si, así es. Al ver series, al leer, al hacer deporte, todas esas cosas son actividades encaminadas a no tomar partido proactivo. Eres simplemente un "esclavo", un mero observador, como una oveja a la que la sociedad lleva en su rebaño y le dice lo que tiene que hacer. Pero en el momento en el que escribes te ves obligado a tomar partido, a dar tu punto de vista, y en definitiva a expresarte. Eres libre de decir que determinada cosa es una real mierda, aunque no lo sea, o de decir que una cosa es maravillosa, aunque realmente sea una real mierda. Y eso es lo que desde mi punto de vista hace que uno madure como persona, desarrollar la opinión propia.

Recuerdo una vez por ejemplo que empecé a escribir mi opinión sobre la independencia de Cataluña (no estoy del todo a favor). Resulta que quería escribir mi opinión y escribí una barbaridad, pero luego me releí y me di cuenta de una cosa: mi opinión estaba vacía y era tremendamente subjetiva. Eso me llevó a tratar de ver la situación desde su punto de vista y me di cuenta de que no podía opinar, era demasiado enrevesado, al final no publiqué nada. Pero solo el escribir me hizo replantearme muchísimas cosas. En definitiva, escribir ayuda a uno mismo a entender la realidad, lo que le lleva irremediablemente a aprender a entenderse a uno mismo.

Para ello evidentemente uno tiene que ser sincero al escribir, no escribir de forma panfletaria y absurda. Escribir da entendimiendo. Me gustaría afirmar que leer también lo da pero no del todo. Leer ayuda a comprender la mentalidad o historia de otra persona, pero no ayuda a desarrollar la opinión propia.

Por poner un ejemplo claro, me apetecía escribir un post y he decidido escribir sobre este tema en vez de escribir sobre una serie ¿ Por qué? Porque me parecía más interesante. Al escribir y re-leerme estoy conociendo más a mi mismo. Todo eso me lleva a la introspección, otra vez me ayuda a conocerme a mi mismo, y esa es una de las cosas más sanas que puede hacer una persona, conocerse más a si misma, es un universo.

Y creo que pensando en ello esa es la razón por la que he decidido escribir un blog, no tanto para ser leído sino para compartir mis pensamientos conmigo mismo, para analizarlos, para entenderlos, para observar con una gran lupa mi mente. La simple decisión de las cosas de las cuales decido escribir ya moldean mi carácter. Cuando tenía 5 años menos no se me hubiera ocurrido hacer un blog de viajes y contar mis experiencias, solo estaba interesado en hacer posts que tuvieran visitas para poder ganar lectores y con ello dinero. Aunque bueno si me gustaba escribir, no escribía solo por eso, pero ser muy leído era una motivación importante y lo reconozco.

Ahora no, ahora escribo para conocerme más a mi mismo.

Eso no quiere decir que me moleste tener visitas, pero pasa a un segundo plano. Estaba viendo ahora mis posts sobre Cuba y me encantan, me encantan por como los he escrito, son simples, documentados brevemente con minivideos, planos y fotos y aunque a una persona que no haya hecho el viaje no le dirán tanto a mi me ayudan a recordar miles de cosas, es como volver a estar allí.

Y esa creo que es una de las principales razones de escribir, ya no solo un blog sino en general. Es como pintar un lienzo, o como componer música. Es crear algo de la nada. Debido a la masificación que hay hoy en día en absolutamente todo no creo que este blog llegue a muchas personas, y a las personas a las que llegue solo lo leerán una parte mínima. Pero escribir me ayuda igualmente a conocerme a mi mismo, independientemente del éxito externo del blog.

También es verdad, por otro lado, que creo que el blog ahora mismo ni ha comenzado. Podré decir que mi blog ha comenzado cuando haya estado un tiempo importante en Asia, siempre y cuando me tome el trabajo de compartir y escribir como dios manda, como lo hice en Cuba, con sus vídeos, reflexiones y experiencias. Si puedo hacer esto el blog se puede convertir, aunque sea solo para mi, en una pequeña joya, en mi pequeña obra de arte. Si soy capaz de plasmar sobre el blog mis pensamientos, sean cuales sean, de los lugares por donde viaje, este blog puede convertirse en algo muy agradable. Si solo me centrara en escribir opiniones de series, películas, libros y en definitiva en ocio el blog, aunque interesante, perdería gran parte de su interés, por no decir casi todo.

Pero analizándolo bien tampoco pienso que este de más. Si he usado una parte de mi vida en leer un libro y me apetece reflexionar sobre el hay pocas cosas más útiles para ello que escribir sobre este. 

La mente es curiosa, antes de empezar este post una parte de mi pensaba que iba a decir adiós, pero a medida que he ido escribiendo y pensando me doy cuenta de que es una herramienta indispensable para desarrollarme como ser humano, sobre todo mentalmente. Así que nada, voy a seguir escribiendo, cuando me apetezca, sobre lo que me apetezca, para seguir adentrándome en los confines de mi mente y tratar de comprenderme mejor a mi mismo.

En cuanto a si alguien alguna vez lee esto le recomiendo, si no lo ha hecho nunca, tratar de escribir un blog, ayuda a definir un contenido y a plasmar ideas de forma ordenada, lo cual se mejora con la práctica. La primera vez que empecé a escribir un blog hace años se me hacía casi imposible hacer posts largos, ahora me parece algo tirado y esta habilidad me ha ayudado mucho en mi vida, tanto personal como profesionalmente. En las empresas donde he estado siempre me han dicho que mis emails son una pasada, son siempre claros, lo más cortos posibles (aunque puedo escribir biblias si la situación lo requiere), y claros. En gran medida porque he aprendido, gracias a escribir posts, a plasmar mis ideas en palabras de una forma bastante aceptable.

Espero que esta habilidad me sirva para hacer de este un blog del cual sentirme orgulloso, aunque sea solo para mi mismo. Mi objetivo con este blog es que si una persona cae en el en unos meses, o años, por casualidad, y la persona le de una oportunidad, esta diga: he aquí un buen blog donde puedo leer varias cosas de la persona que lo escribe, tanto de sus experiencias en otros países, que documenta de forma entretenida con vídeos y fotos, como sus opiniones sobre temas de ocio interesantes y reflexiones acerca de la vida. Eso es lo que quiero de este blog.

Comentarios