Nepal: Reflexiones tras dos semanas



Reflexiones

Sobre las personas

  Cuando leo mis posts me doy cuenta de que no cuento ni el 10% de lo importante para mi del viaje. El motivo es muy simple y es que en este blog cuento las cosas generales, me refiero a los sitios donde voy y las cosas que veo, pero no puedo, ni quiero, contar las experiencias personales que tengo con diferentes personas, y esto es al fin y al cabo lo más importante desde mi punto de vista, las relaciones entre las personas. La verdad es que son todas positivas pero las relaciones con las personas es difícil resumirlas o plasmarlas escribiendo porque son sensaciones, aún así si que puedo dar una idea general del ambiente entre las personas que conozco aquí ahora mismo.

Una de las cosas que más me ha gustado, y que más me gusta, de esta experiencia es que vas conociendo a gente extremadamente interesante, en solo dos semanas he conocido a gente de todas las edades con historias increíbles. Gente que por cualquier razón ha dejado su zona de confort para ir a una país nuevo de Asia para conocer mundo y para conocerse a si mismas o desconectar de su vida diaria. Sobre todo me llevo especialmente bien con gente de México, EEUU, un poco Sudamérica en general y algún que otro español. Cada uno tiene su edad, desde los 19 hasta los 60 años, y cada uno tiene su pasado, que es en muchas ocasiones apasionante. Como la gente sabe que va a estar solo un tiempo viajando, desde algunas semanas hasta algunos meses, y esta en otro continente conociendo a gente que ha salido también de su zona de confort parece ser que les cuesta menos ser ellas mismas ya que no tienen que llevar una máscara, como si estuvieran trabajando o en un ambiente más "cerrado". Creo que eso es lo que más me ha gusta de esta experiencia, la gente tiene libertad de ser si misma, cada una a su manera.

Viajar y salir de la zona de confort ayuda a uno a salir de su mundo, en el cual vive, para vivir diferentes experiencias, tanto buenas como malas.

La espiritualidad no es aislarse, sino compartir

  Esto no es algo de lo que me haya dado cuenta aquí, todo lo contrario, solo ha corroborado lo que ya sabía, pero es otra cosa de la cual he podido experimentar más en profundidad en este viaje. Siempre me ha gustado la meditación pero todos los extremos son malos, en mi experiencia hasta ahora tras estar en un monasterio budista y ver como viven, y tras ver como viven ciertas personas que practican el budismo me doy cuenta de que todo lo llevado al extremo es nocivo. Al igual que el deporte o cualquier otra practica. Para quien no haya seguido mi historia escribí un post acerca de que fui a un ashram y no duré ni 24 horas, cuando se suponía que iba a ir 7 días, se puede leer la experiencia aquí. Espiritualidad es tratar de ser mejor persona cada día con la gente que a uno le rodea, no excluirse.

Me encanta la meditación, y trato de seguir meditando todos los días entre 2 o 3 horas, lo suelo hacer cuando me despierto temprano y todo el mundo duerme o cuando me voy a dormir, pero nunca dejaría de lado un plan social por esto.

Como ya decía esto es algo que ya comprendía pero mi estancia en este país me lo ha re-confirmado. Los extremos son malos, y siento que tengo una experiencia mil veces más espiritual escuchando la vida de un americano de 60 años que de un Gurú aislado de una montaña.

Que me esta aportando esta experiencia

  Sinceramente me apunté a un voluntariado como excusa para conocer mundo, no para ayudar a nadie ni en general ni en especial. Por ahora doy clases a mini-monjes pero soy muy consciente de que tendremos vidas muy diferentes, y no critico absolutamente nada, cada uno tendrá su camino en esta vida pero no he venido a cambiar nada. Pero lo que me esta aportando esta experiencia es otra cosa, que es justo lo que buscaba, que es reinventarse, enfrentarte solo, o acompañado, a cientos de experiencias diferentes y conocer gente increíble. Me he quedado horas escuchando embobado las historias de vida que me contaba la gente, gente que ha pasado de millonaria a casi pobre por la crisis, gente que ha escrito libros, gente que a los 14 años empezó a auto-educarse, gente que ha trabajado en prisiones de máxima seguridad como policías, gente con muchos tipos de vidas diferentes imposibles de explicar sin hablar con ellas.

En definitiva, esta experiencia, al menos a día de hoy, me esta ayudando a conocerme mucho más a mi mismo, a tomar decisiones y a enfrentarme a las consecuencias.

¿Y ahora que?

  Una vez empiezas un voluntariado de este tipo tiene fecha de caducidad, esa es la única pega, la gente que conoces se acaba yendo, aunque una parte de ellos se queda ya de por vida dentro de ti. Tenia el viaje muy bien pensado, pero evidentemente todo ha cambiado. En principio me iba a ir a Camboya en diciembre pero tras ver los viajes de otras personas mi itinetario ha cambiado mucho. Ahora mis prioridades son ir a Bangkok, Singapur, la India (voy el mes que viene 10 días) y varios otros países que antes ni conocía y ahora me llaman mucho la atención. También he descubierto ciertas paginas, como "www.workaway.com" que me permiten viajar gastando nada, porque trabaja 25 horas a la semana y a cambio tienes alojamiento y comida gratis trabajando en hostales o en diferentes proyectos de todo tipo.

Pero claro, las cosas cambian tan rápidamente,... continuamente no paro de conocer a gente nueva de todo el mundo y soy consciente de que mi vida podría tomar cualquier camino. Eso es lo que le da un sentido de aventura y de autoconocimiento. Y no toda la gente que conozco es hiper agradable, hay gente rara o con la que no encajo, pero esa es parte también de la experiencia.

De lo que estoy seguro, sea como sea, es que esta es una experiencia esencial para conocerse mejor a uno mismo y madurar como persona y que me alegro muchísimo haber tomado este camino por ahora.



----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios

  1. La clave de tu evolución la obtendrás cuando te respondas con sinceridad a una pregunta: al retornar a tu país, si recibieras la visita de alguno/s de tus compañeros de viaje, ¿les darías alojamiento, comida, e incluso les dejarías dinero si lo necesitasen? ¿Qué ocurriría si utilizasen tu retrete ante una eventualidad meteórica y no utilizaran la escobilla? ¿Serías asertivo?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario