Nepal: Visitando el Palacio-Museo de Narayanhiti


Las fotos del interior del Palacio las he cogido de internet porque no dejan hacer fotos.

Viaje

  Ayer se fueron casi todos los voluntarios a Nagarkot. Como iban ayer y volvían hoy he decidido quedarme solo en el piso para desconectar un poco e ir a mi rollo, ya que yo ya he ido hace un par de semanas. Desde que llegue hace 4 semanas siempre estoy con gente y al final me apetece desconectar un rato e ir a mi bola. Ademas creo que es sano de vez en cuando tomarse un tiempo para estar solo con uno mismo y conocerse mejor.

Sea como sea hoy me he despertado y he decidido ya que hoy estoy solo ir a ver algún sitio interesante por mi cuenta. Así que he buscado en google cosas que ver en kathmandu y he decidido ir a ver el Palacio-Museo de Narayanhiti, ya que he pasado un par de veces por delante estas ultimas semanas y aunque no parecía gran cosa me apetecía ir a verlo.

He ido hacia las 11:00, he hecho unos minutos de cola y he pagado 500 rupias por entrar, unos 5€. En la entrada hay militares y tienes que dejar el móvil en una taquilla porque no se pueden hacer fotos dentro. Luego de pagar la entrada vas a una cola donde te cachean. De todas formas hay mucha vigilancia dentro con lo que aunque consigas meter el móvil no es recomendable hacerse el listo y tratar de hacer fotos. Tras haber visto el Palacio es una de las cosas que mas me ha gustado de Nepal hasta ahora, se podría dividir lo que ves en 3 partes:

El Palacio

  Es lo primero que se ve. Una vez pasas la entrada entras en el palacio. La entrada antes de dejar el móvil es así:


El palacio es una pasada. Se ven todas las habitaciones: los dormitorios, las salas donde se hacían reuniones importantes, la sala de coronación,... todo. La sala de coronación aunque es pequeña es bastante bonita. En varias partes del palacio hay animales disecados y hechos alfombra: tigres, cocodrilos y osos, tipo así:


Se tarda un rato en ver todo el palacio pero la verdad es que merece la pena. Especial mención a la sección de fotos, en las cuales salen fotos de monarcas que han visitado el Palacio para ver a sus nepalies majestades. En una de esas fotos están los anteriores reyes de España, que por cierto visitaron el lugar poco antes de que yo naciera.

Iba solo tranquilamente mirando el museo y era uno de los pocos occidentales, sin embargo había muchos orientales viéndolo, y algunos me miraban a mi con igual extrañeza que como miraban a los difuntos animales. Esto es debido a que en ciertas zonas ver a occidentales no es tan típico y te sientes a veces observado, no es para nada molesto, es gracioso. En determinado momento una niña se me ha acercado y me ha empezado a señalar el tigre, muy emocionada. No se lo que se le pasara por la cabeza a los orientales cuando ven a un occidental, pero a veces les llamamos más o menos la atención depende de por donde te muevas.

Tras ver el palacio, que es sin duda lo más importante de la visita, se va al recinto de "la masacre".

La masacre

 Virgen de la luz santísima, acabo de leer algo que no sabía en Wikipedia. A ver... luego de ver el palacio se accede a una especie de mini-palacio donde se ven impactos de bala en las paredes y te va poniendo que miembros de la familia real murieron ahí. Lo que me acabo de dar cuenta, al leerlo en Wikipedia, es que no fueron rebeldes los que entraron y mataron a la familia real (era lo que suponía que había pasado), sino que fue el príncipe quien mató a toda su familia con un fusil M16.

Copio y pego lo que pone en wikipedia porque no tiene desperdicio:

"Según los informes, Dipendra (el principe) había estado bebiendo en abundancia y trató mal a uno de sus invitados, lo que causó que su padre, el Rey Birendra, ordenase a su hijo a abandonar la fiesta. Un Dipendra en estado de embriaguez fue dirigido a su habitación por su hermano el Príncipe Nirajan y su primo el Príncipe Paras.1

Una hora más tarde, Dipendra volvió a la fiesta armado con un subfusil HKMP5 y un rifle M16 y disparó al techo una sola vez, antes de disparar a su padre, el rey Birendra. Segundos más tarde, Dipendra disparó a una de sus tías. Luego disparó a su tío Dhirendra a bocajarro en el pecho mientras trataba de detener a Dipendra.1​ Durante el tiroteo, el Príncipe Paras sufrió heridas leves e intentó salvar a tres miembros de la familia real, incluyendo a dos niños, arrastrando un sofá por encima de ellos.

Durante el ataque, Dipendra entraba y salía de la habitación disparando. Su madre, la Reina Aishwarya, que entró en la habitación al oír los tiros, salió rápidamente en busca de ayuda.​
La madre de Dipendra, Aishwarya y su hermano Nirajan se enfrentaron con él en el jardín del palacio, donde fallecieron a causa de los disparos. Dipendra se dirigió a un puentecito que salvaba un arroyo que corre a través del palacio y se disparó a sí mismo."
                                                                                                                         Wikipedia

Pues... no lo sabía. Cosas que se aprenden a la hora de escribir un post. Sea como sea el lugar es solo una especie de jardín con balas en las paredes, nada más que resaltar.

Los murciélagos

  Tras ver esos dos lugares lo último es un jardín bastante grande. Nada que recalcar excepto mi experiencia con los murcielagos. Resulta que escuchaba un ruido extraño por lo que me metí en una especie de camino donde no había nadie. Supongo que no pasaba mucha gente por allí de normal porque me cruce con varias telas de araña que se me pegaban al cuerpo, tal cual película de Indiana Jones. Al llegar al final mire arriba y había un par de arboles gigantes muy altos que tenían arriba como cosas colgando. Tras observar un rato me di cuenta de que eran murciélagos gigantes, o al menos muy grandes.

Foto de Google, no tenía móvil

Los murciélagos iban de un árbol a otro, volando durante el día, y la verdad es que eran muy grandes, del tamaño de un águila mas o menos. Me quedé un rato allí, mirando a mis draculinos amigos, un poco ensimismado por sus diurnos aleteos. Me sentía muy a gusto, solo, en mitad de una zona alejada de un Palacio Real, mirando como volaban los murciélagos. Siempre me han gustado los murciélagos, son sinónimo de aventura, tienen como un aura de seres malignos pero a la vez inofensivos. Tras sentirme un rato como Batman, rodeado de murciélagos, seguí mi camino y salí del Palacio, donde me devolvieron el móvil en la taquilla y me fui a comer algo.

Estuve una hora y media en total más o menos, pero andando lento y mirando todo detenidamente. Ahora son las 14:00 de la tarde y los demás voluntarios vuelven esta tarde por lo que a lo mejor me voy esta tarde al cine y luego ya les veré. 

Para terminar decir que por 5€ merece la pena, y mucho, ver este Palacio.

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios