Nepal: Enseñando inglés en un colegio normal (CDC - Children Development Center)

Mi movil es un Huawei y hace fotos caca...

Viaje

Las clases

  La primera parte de mi voluntariado en Nepal estuve dando clases a los mini-monks. Ya escribí un post hablando de mi experiencia, que aunque no era negativa en si en el contexto de enseñar inglés era inútil. Tras esa experiencia de dos semanas he terminado la segunda parte de mi voluntariado, también de 2 semanas, enseñando inglés en un colegio normal y corriente.

Dentro fotos:



  La experiencia ha sido totalmente diferente al monasterio budista. En este caso puedo decir que ha sido muy positiva y enriquecedora.

Lo primero que llama la atención al llegar al CDC tras estar en el monasterio budista es es que hay mesas y sillas, los niños van con uniformes y hay bastante disciplina en las clases. Para quien piense que la disciplina no es importante les recomiendo ir a enseñar inglés en un monasterio budista, que viene a ser un orfanato (risas)... Las clases son de 45 minutos. Yo daba las clases de "10:00 a 10:45" y de "10:45 a 11:30". También a veces de "11:30 a 12:15". No eran muchas horas pero es lo que hay...

Los niños escuchan, es más son muy proactivos, no todos pero una gran parte. Los alumnos tenían entre 8 y 14 años, separados en diferentes clases, y la verdad es que su nivel de inglés es bastante bueno. Di bastantes clases solo, aunque estaba la profesora sentada en el fondo que no intervenía, y la verdad es que me sentí útil. También tenían un libro, que seguían todos, en el cual leíamos y podíamos hacer ejercicios. Cuando no sabía muy bien que hacer simplemente seguía el libro, que es una gran ayuda.

Eran unos 40 niños por clase, y como quería que participaran todos trataba de que cada uno leyera una frase del texto aunque como las clases eran de 45 minutos solo me daba para un minuto por niño, lo cual no es mucho. Otras veces trataba de sacar temas de conversación para hablar con ellos: que querían ser de mayores, sus hobbies, deportes favoritos y algunos juegos, como ese de las palabras de elegir una letra y escribir cosas con esa letra (nombres, países, etc...). En cuanto a personas famosas siempre decían lo mismo: Messi, Cristiano y Neymar, es curioso como el fútbol no tiene fronteras.

Con el tiempo me fui llevando muy bien con algunos niños y niñas hiperactivos que participaban más en clase y conseguí que la clase en general se sintiera a gusto conmigo, o esa fue mi sensación al menos, hasta el punto que la profesora cuando vio que todo iba bien me dejó algunos días dar clase solo y se fue. Creo que hice una buena labor porque traté en casi todas las clases tanto enseñar de algo nuevo como que todos hablaran (algunos fueron perdiendo la timidez poco a poco, otros no).

En definitiva, una buena experiencia, corta, pero novedosa. Entrar solo a una clase y ver a 40 niños nepalis callados escuchándote y tratar de dar clase durante casi una hora no es tan fácil como pudiera parecer...

La despedida

  Al irnos Julia y yo fuimos a despedirnos al director, el último día, porque nos dijeron que nos quería ver. Al llegar nos hicieron una especie de bautizo raro pintándonos la frente de rojo y nos pusieron una especie de banda alrededor del cuello, dentro foto:


Julia, el director y moi

Así que nada, otra experiencia, mucho más positiva que los mini-monjes, en la cual he podido enseñar inglés a niños, hacer juegos didácticos y llevar a cabo una nueva experiencia que ha sido muy divertida e interesante. Me ha gustado ser profesor y si realmente hubiera tenido más tiempo me hubiera preparado mejor las clases, pero bueno, he hecho lo que he podido y muy contento con la experiencia en general. Nada que ver con los mini-monks.

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios