Camboya: Visitando el Museo de los Crímenes Genocidas de Tuol Sleng


Algunas de las 3 millones de victimas de torturas, violaciones y todo lo demás...

Viajes

Mensaje previo

  Trato de escribir todos mis posts, o al menos la mayor parte, con cierto "tono". El tono que trato de darles es: desenfadado, corto (a no ser que se merezca realmente un post largo), bien documentado con fotos o vídeos y lo más objetivo posible sin ponerme a criticar.

Creo que lo he hecho bastante bien hasta ahora, que he tratado los temas religiosos de Nepal con respeto, aunque he dejado claro que cuando intenté quedarme una semana en un ashram no duré ni 24 horas dejé claro que era más por mi y porque no era lo que buscaba que otra cosa, pero en ningún momento creo que critiqué ese modo de vida, todo lo contrario. Con el amplio mundo sexual en Tailandia lo mismo, tras releero y hablarlo con gente de todo tipo de pensamiento y opinión casi todo el mundo me han dicho que lo traté de una forma correcta.

Llegados a este punto ahora voy a escribir de la prisión S-21, que más que prisión era un campo de exterminio. Volvemos a lo mismo, voy a tratar de explicar lo que he visto, si alguien se siente ofendido por cualquier razón o por mis inexistentes conocimientos históricos de Asia les recuerdo que ese no es el objetivo de este blog. Wikipedia es otra página, aquí solo cuento lo que he visto y las sensaciones que me ha dado.

Motivos para estar preso

  He visitado con Zara, una amiga mexicana, este lugar, la entrada vale 8 dolares con audioguía (con cascos) y 5 dolares sin ellos. Recomiendo llevar el audio porque es el 60% de la visita. Al entrar ves una serie de edificios. Dentro fotos:


 Los edificios A, B C y D

 Entrada

 Edificios por fuera 


  El recinto son cuatro edificios principales, todos ellos cárceles. En el pasado era un colegio pero los jemeres rojos lo convirtieron en cárcel. No voy a entrar en quienes eran los jemeres rojos, solo decir que durante 4 años, de 1975 a 1979, tomaron el poder y mataron a unas 3 millones de personas.

El proceso para ser culpable y ser exterminado era el siguiente: si respirabas era posible que fueras enemigo, así que te torturaban y te mataban, punto. Ahora en serio, los motivos por los cuales una persona terminaba exterminada en este lugar eran tan graves como: el llevar gafas, saber escribir, ser familiar de alguien que tuviera gafas u supiera escribir o simplemente tener estudios. Eso sin olvidarnos de escribir cartas de amor. Resulta que una chica estaba enamorada de un oficial jemer rojo, ambos se amaban, cuando descubrieron que se amaban y vieron que se habían enviado 5 cartas diciéndose que se querían los internaron a los dos. Vamos, que pasaron por lo que luego contaré... Porque escribir cartas, la televisión, la radio, todo estaba prohibido y la pena era la muerte.

Otro de los motivos para ser exterminado era hacer una mala pintura o mala obra de arte de líder jemer rojo, aunque fuera bajo petición suya y lo hubieras hecho lo mejor posible si no eras lo suficientemente bueno morías. Más motivos para ser exterminado eran ser profesor o médico.

Así que si, los motivos por los cuales una persona era exterminada, o mejor dicho incluida en el proceso de tortura que terminaba matándote si o si era bastante amplio. Hasta tal punto en el cual si eras guardia de prisión y moría un preso antes de tiempo tras estar pegandole palizas porque te lo pedía tu superior durante dos semanas también terminabas preso. Pero si no le pegabas lo suficientemente fuerte también podías terminar preso.

Así que si, mi afirmación de que el motivo por el cual podías terminar preso era simplemente respirar no esta tan lejos de la realidad como pudiera parecer... En definitiva era una sociedad basada en el miedo, un sistema basado en el exterminio.

El paso por Tuol Sleng

  La política de la cárcel era simple: entrabas, te torturaban hasta que les dijeras lo que querían escuchar y luego te mataban. Punto. Morir rápido era lo mejor que te podía pasar hasta tal punto que han existido casos de gente que se suicidaba clavándose el boli en el cuello al escribir su confesión o varias otras formas de suicidio para dejar de sufrir.

Al llegar te ponían así:

Con unos grilletes en las piernas te tumbaban y pasabas así todo el día, hasta que iban a torturarte. Si intentabas sentarte: tortura.

Y estas eran las camas de tortura:

Te tumbaban y la barra de la derecha es para los pies y la caja de municiones para que al hacer tus necesidades biológicas la mierda y el meado cayera en ella. Si salía fuera a lo mejor te hacían limpiar todo con la lengua, y era era la opción menos mala...

No me voy a poner a describir los varios tipos de tortura que tenían, solo voy a poner uno y con decir que no es el más sádico ya podéis imaginaros el resto. Bueno, realmente no podéis, pero no es necesario, si queréis saber más podéis visitar el lugar o buscarlo por google.

Explicación abajo


Te ataban las muñecas por detrás de la espalda, te alzaban, se te dislocaba todo, y una vez perdías el conocimiento te bajaban, te reanimaban y te metían la cabeza en heces humanas. Así hasta que se cansaran, o tu les dijeras lo que querían escuchar. En tal caso posiblemente te seguirían torturando más tiempo antes de matarte para ver si sabías algo más en una imparable rueda de sufrimiento y muerte.

Otro tipo de tortura era azotes y descargas eléctricas, eso sin contar con que no te podías mover nunca en absoluto, para nada, porque si hacías el más mínimo ruido o hablabas te volvían a torturar. Llegados a determinado punto simplemente supongo que decías lo que tuvieras que decir para que te mataran y eso era lo que supongo que la gente acababa haciendo, eso o morir siendo torturado. Ahí terminaba tu paso por Tuol Sleng. Uno de lo dichos de la prisión era "mejor matar a un inocente que dejar libre a un culpable", así que en eso se basaban... Otro de los dichos era "si uno parece culpable hay que matar a toda su familia" el dicho literal era algo de que al cortar una mala planta hay que quitar todas las raíces o algo así, pero vamos yo lo traduzco para simplificarlo.

Todo esto convertía a esta, y otras prisiones similares, en cadenas de producción de algo que no se como llamar.

Gente

  Mataban a mujeres y niños, sin ningún tipo de problema ni reparo moral, a los bebes los azotaban contra paredes delante de sus madres hasta que se convertían en sangre, con lo cual la edad y el sexo no eximían de nada. Una de las cosas que se puede ver en el museo son innumerables rondas de fotografías de gente que murió allí.


 El de la derecha del todo, arriba, fue uno de los muchos extranjeros que murieron allí.


Entrada de uno de los edificios como estaba realmente en sus tiempos.

Convertido en Museo

  El lugar esta convertido en un museo para que no vuelva a pasar algo similar nunca, al estilo de los campos de concentración judíos, y tiene algunos monumentos y exposiciones como estos:

 Abajo pone el motivo por el cual han deducido que algunas personas murieron, por las heridas en el cráneo




Y eso es un poco todo.

Aunque he tratado de resumirlo mucho en verdad te pasas dos horas con el audio-guía, que te va contando mucho más de lo que he contado aquí, incluidas muchas de esas historias desgarradoras que prefiero ni contar pero que dan un mal rollo importante.

También estuvo preso un americano que estaba dando la vuelta la mundo,  lo cogieron porque si, y en su declaración bajo tortura tuvo que inventarse nombres para que lo mataran y dejar de ser torturado, usó referencias a los Beatles o a comida americana como pistas que los jemeres rojos creyeron reales y su historia es también horrible pero muy humana. Especial momento desgarrador cuando deja en su declaración un mensaje oculto de despedida a su madre. En los audios se pueden escuchar algunas declaraciones de ex-guardas o ex-médicos y son... bueno, es todo muy horrible.

En definitiva un lugar horrible pero creo que necesario de ver para que no vuelva a pasar. Da un poco de cosa pensar que todo esto no pasó hace tanto tiempo. Desde mi punto de vista los campos de concentración nazis parecen hasta humanitarios comparado con esto. En los campos de concentración nazi te mentían, te decían que solo era una ducha y luego te mataban con gas. Aquí entrabas, cogían a tus familiares, los torturaban, si tenías bebes les aplastaban la cabeza delante de ti y luego te decían que si te comportabas bien y les confesabas lo que querían escuchar te mataban, que sino lo hacías había algo mucho peor, te dejarían seguir viviendo un día más. Te obligaban a confesar contra tus seres queridos, y la gente lo terminaba haciendo porque las torturas... bueno. Todo muy horrible.

Desafortunadamente Camboya, o al menos la capital, es famosa por este lugar  y por estos sucesos. Es recomendable ir a verlo pero sabiendo lo que vas a ver... Tras verlo apetece pegarse una ducha, dormir, y esperara a que llegue un nuevo día.

Repito que no he contado todo lo que pasaba en esas cárceles, ni todos los tipos de tortura que habían pero prefiero dejar cosas que sorprenderán (posiblemente para mal) a quien decida visitar el lugar.

Todo muy oscuro y malvado. Este no es el país de las sonrisas.

Algunas fotos varias de añadido:

 Las reglas de la prisión


 Los grilletes

 Una de las mini-jaulas

La introducción del museo

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios

Publicar un comentario