Bangkok: 23 de Diciembre. Final del DLS y resumen de la semana.


El equipo latino de la escuela de idiomas: Perú, México y España

Viajes

Intro

  He estado pensando como organizar mi blog. Ahora mismo ya tengo una rutina y bastante gente a la que considero amigos con lo cual no hago tantas cosas nuevas que contar como para hacer un post. Me he dado cuenta de que ya casi no escribo por lo que he decidido ponerme una nueva regla que es escribir todos los domingos. Por lo tanto lo que vaya pasando a lo largo de la semana me lo apunto y lo cuento todo el fin de semana. Evidentemente esta no es una regla de oro, si pasa algo importante puedo escribir cualquier día pero como me cuesta más escribir entre semana por falta de tiempo creo que el domingo por la mañana es el momento correcto para hacer mi post semanal.

Me he dado cuenta de que debido a que he dejado de escribir con tanta asiduidad el número de visitas ha bajado drasticamente, pero luego he recordado que escribo esto sobre todo para el futuro, para mi yo futuro y para personas que les pueda interesar todo mi recorrido por Asia en un futuro, por lo que las visitas que tenga ahora mismo son irrelevantes. Me siento como si estuviera rodando una película, y hasta que no se termine de rodar (termine mi experiencia) no se podrá valorar la obra en su conjunto.

El final del curso en Duke Language School (a partir de ahora DLS)

  Sin duda alguna apuntarme a aprender tailandés ha sido todo un acierto. No solo ya puedo comunicarme bastante bien, aunque en temas muy básicos, con la población local, sino que les comprendo cuando hablan. O mejor dicho comprendo palabras sueltas y me entero del contexto en general, aunque hablen entre ellos, eso me sirve para hacerme el tonto en el metro y saber de lo que habla la gente.

Como final de curso tuvimos un día una serie de juegos bastante divertidos donde había premios, sobre todo enfocados a clases gratis. Estuvo bonito y curioso, sobre todo porque en DLS he hecho algún que otro amigo, uno de ellos se ha venido al hostal donde estoy y hemos ido conociendo gente con lo cual cuando estoy en el hostal me siento más como en casa.

Uno de los juegos, los 3 finalistas. El juego es la pelota bomba, cuando para la música quien tenga la pelota muere. Todos los de alrededor ya habíamos muerto. Ganó la chica de la derecha.

Ahora mismo estoy en busca de trabajo, pero por si acaso me he apuntado a clases de tailandés en Enero, empiezan el día 2. Por lo tanto mientras busco puedo ir haciendo algo productivo (sobre el tema del trabajo hablaré luego).

 La clase: Corea del Sur, Francia, España y las dos chicas de abajo Tailandia.

Idem que arriba, pero la chica de en medio es de Malasia.

Así que muy contento y a ver que tal el segundo curso. He conocido a más gente que no es de mi clase, de Rusia y Alemania y algún que otro país.

Los zumos

  Todos los días para cenar voy al mercado al lado de mi hostal y me tomo un zumo de muchas frutas (piña, manzana, mandarina, limón, zanahoria y alguna que otra cosa que no se lo que es, una fruta como negra). Esta es la foto de la chica que los vende, hiper maja, subo esta foto para recordarlo en un futuro.

Naam Saparót (zumo de piña)

Con la chica y su marido, que suele estar por allí, suelo hablar un rato en tailandés, últimamente conseguimos articular una o dos frases, pero tengo que seguir practicando porque solo que me preguntan algo más avanzado no lo comprendo.

Celebración de 1 mes en el hostal

  Como decía en otro post mi hostal es una maravilla, no solo esta todo limpio sino que la gente es majisima, tanto los trabajadores como la mayoría de los huéspedes que pasan. El otro día al llegar me encontré con esto:




Entre que ya me conozco a toda la gente que trabaja aquí y que un amigo se ha venido también a vivir aquí una larga temporada, más que me llevo bien con 3 o 4 huéspedes más que llevan bastante tiempo la verdad es que me siento como en casa.

Antes de vivir en un hostal tenía miedo de como iba a ser pero la experiencia me esta encantando. Me esta pasando que a veces cuando me enfrento a algún miedo el resultado es que se convierte en una experiencia muy positiva (no siempre, pero a veces).

Esta semana y la semana que viene

  Dicho esto esta semana me he centrado sobre todo en terminar mi curso de idiomas, lo terminé el jueves, y entre el viernes y el domingo (hoy) he ido conociendo gente y preparando mi plan para la semana que viene. Con el fin de mi primer curso de tailandés siento que se ha cerrado una etapa, ahora la semana que viene la voy a usar para dos cosas:

Primero tengo que ir un día a extender mi visado un mes más, porque mi visado termina el 15 de Enero. Por lo tanto me tengo que pasar casi un día entero en inmigración, a esto seguramente le dedique un post aparte evidentemente.

Segundo, el resto de días de lunes a viernes, los otros 4 días, he decidido pasar al sistema B de búsqueda de trabajo, que consiste no en mandar CVs por internet, lo cual tiene muy poca acogida aquí en Tailandia, sino que he impreso mi CV y carta de presentación y me voy a pasar por los hoteles en persona. He conocido a gente que ha conseguido trabajo o que conoce a alguien que ha conseguido trabajo aquí en Tailandia y es así como funciona todo: presencialmente. Por lo tanto mi objetivo de esta semana que viene es alargar mi visado y pasarme por entre 25 a 40 hoteles. Según el feedback que me den y la experiencia podré aprender más de las posibilidades y el proceso de conseguir trabajo en Bangkok. Contaré que tal ha ido en el post de la semana que viene.

Vistas de Bangkok desde el piso de un amigo

Sensaciones generales

  La sociedad tailandesa no está hecha para todo el mundo, a mi me encanta pero me siento a veces como en el lejano-oeste, como los vaqueros. En esas películas en las cuales uno sin querer se choca con otro, se miran fijamente a los ojos un rato suena música de vaqueros y tienen un duelo de pistolas.

La sociedad tailandesa es mucho más emocional, eso quiere decir que hay muchas más emociones que en Europa, la gente se interesa realmente por la otra gente (al menos la mayoría) y expresa esas emociones. Aquí por ejemplo en el hostal me han agregado a facebook y me preguntan cosas como si fuera de la familia, pero es solo un pequeño ejemplo. La gente ve a la gente de una forma más humana. La contrapartida es que al ser una sociedad más emocional también hay gente que le cuesta más controlar esas emociones porque no las reprimen, por lo que hay disputas entre personas o enfados de forma más habitual que en Europa. Por eso es importante siempre conservar la calma y poner una sonrisa sincera, eso te puede sacar de muchos apuros.

Aquí la gente te trata en gran medida como tu las trates, mientras que en Occidente según mi opinión se trata a la persona muchas veces por su estatus social o laboral. Si sientes amor por las personas en general este creo que es un buen sitio para estar porque lo que recibes es ese amor, pero la típica mujer o hombre occidental amargado que se cree superior a los demás y va de flipado exigiendo cosas puede tener una muy, pero que muy mala experiencia en estos lares. Conozco a gente en occidente por ejemplo que en los restaurantes se cree el Papa de Roma y cree que los camareros le tienen que besar los pies, o similares, aquí no. Aquí si la chica del macdonalds esta tardando más de la cuenta te ......... y si vas de impaciente occidental lo único que te vas a crear son problemas, y aquí no hay ningún problema en resolver estos problemas a machetazos o a tiros (como ya he visto por experiencia), por lo cual aquí la regla de oro es "Sabai sabai", es un termino que significa relájate, pero relájate en serio porque sino.... pintan bastos.

Sea como sea una mala experiencia la puede tener cualquier pero al menos por ahora prefiero vivir en una sociedad que no reprime sus emociones y tener que tener más cuidado con ese tema que vivir en una sociedad donde la emociones son reprimidas.

Y ese es un poco mi resumen de esta semana. Subo algunas fotos con historia corta o reflexiones.

Fotos


Estaba en una librería y al ir a entrar en una sección de la librería un hombre trajeado muy amable con una gran sonrisa me paró los pies, mirándome con sincero humor, como que no sabía donde me estaba metiendo. Me dijo que esperara por lo que fui a otra sección.
Resulta que era uno de los más de 10 guardaespaldas de la princesa de Tailandia, y sin saberlo yo había ido directo hacia ella, o mejor dicho hacia donde ella estaba (realmente no la había visto). En ese momento no sabía quien era pero el amplio despliegue de hombres trajeados mirando a todos lados me hizo saber que era alguien importante. Salí de la librería y pregunté a la gente que estaba haciendo fotos desde lejos quien era y me dijeron que era la princesa. Por lo que decidí seguir mi camino, pensé en tomar una foto demasiado tarde, subiendo las escaleras.
Una curiosa anécdota, todos muy amables y respetuosos.

 El mini templo de mi hostal. Como decía en otro post aquí todo lugar tiene su templo.


 Las frutas del diablo de One Piece xD. Realmente son frutas normales, que no se como se llaman, pero me recuerdan a One Piece. A lo mejor si me como una me hago de goma.


El mueble que todo gamer debería tener.

Volviendo un día a las 4 de la madrugada solo por las calles de Bangkok (no se porque me sigo sintiendo seguro aunque me meta por donde no me llaman). Unos tailandeses estaban montando una red para jugar al voley-pie. No se como se llama pero es volley jugando con los pies o cualquier parte del cuerpo menos las manos y los brazos (valen los pies, cadera, hombros, espalda,...)

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios