Chiang Mai: Rocket Man, la música de los sueños

Elton Jon

Reflexiones

Rocket Man

  He estado un rato pensando en que sección de mi blog meter este post, no sabía si ponerlo en Chiang Mai o no, pero como he visto la película aquí en Chiang Mai he decidido meterlo aquí. Son las 23:15 de la noche y acabo de ver "Rocket Man" en el cine, y me ha encantado. Y realmente no voy a hablar de la película en si sino que me siento motivado para escribir uno de esos posts de reflexiones que a veces escribo. Por lo tanto este post no esta tan enfocado a quien me pueda leer sino a mi "yo mismo" del futuro por decirlo de alguna forma. O a lo mejor es simplemente que me apetece escribir introspectivamente, y aunque esto suelo hacerlo en mi diario privado en este caso he decidido hacerlo aquí.

Me encanta re-leerme a mi mismo, es como ver una foto de cuando era un poco más joven y ver como has crecido. A veces vuelvo a leer mi post sobre cuanto miedo me daba viajar solo a Asia y me doy cuenta de lo pequeño que parece ese problema ahora mismo. 

Volviendo a mi reflexión, acabo de ver Rocket Man y me ha enamorado. Realmente soy muy fácil de enamorar con buen cine y este ha sido uno de esos casos. Rocket Man es la película de la vida de Elton Jon y la verdad es que sigue un poco los mismos estándares que la película de Queen.

Aunque ambas me parecen obras de arte la película de Queen me ha gustado más en general, posiblemente porque me gusta más su música, sin embargo la de Elton Jon me parece más profunda, más personal y en cierto modo "más humana". 

Hay una cosa que me gusta de ambas películas que es lo bien que retratan como es el ser humano y la soledad. Es curioso como ambas películas cuentan la vida de dos personas millonarias y famosas, personas que se podría decir que estaban siempre rodeadas de gente y sin embargo lo que más retratan, en lo que más se enfocan es en la soledad en la que vivían. Y es justamente porque esos dos artistas, como toda la gente en general, vive la soledad, desamores y miles de cosas "malas".

Ambos se vieron muy afectados por las drogas y la búsqueda de aprobación, y realmente terminan siendo películas que a mi el mensaje que me trasmiten es que todos somos humanos. Son películas que a mi me hacen reflexionar sobre la condición humana.

Vivimos en una sociedad donde la gente lucha por sobrevivir y hacerse un lugar en el mundo, buscar gente que los quiera, que los acepte, que les haga sentir amados. Existe una búsqueda constante en la sociedad por buscar esa auto-realización y paz basada en la aceptación de los demás. La gente busca desesperadamente ser amada, cuando lo único importante es llegar a amarse y aceptarse a uno mismo.

Esto es una cosa que veo mucho a mi alrededor, por un lado esta la gente que aún sigue buscando la aprobación constante de los demás o de alguna persona en particular, y por otro lado esta la gente que ha conseguido aceptarse a si misma y vive en una paz tangible. Yo me considero que estoy en un punto medio pero observando a mi yo de hace algunos años tengo que reconocer que he progresado una barbaridad hacia el lado positivo.

Hace algunos años me importaba muchísimo lo que la gente opinara de mi, tener un trabajo, una novia, hacer lo socialmente correcto,... Pero con el tiempo, supongo que con la edad, me he ido dando cuenta de que todo eso no son más que cosas temporales y que lo importante es enfrentarse a los miedos de uno mismo y no tratar de ser mejor ante los demás, sino ser mejor ante uno mismo.

Recuerdo que una vez leí en un libro de auto-ayuda una frase que decía "el objetivo de tu vida debe de ser que tu Yo de niño este satisfecho con el Yo mayor en el que te has convertido y lo que has conseguido". Lo importante, explicaba ese pasaje, es que si pudieras viajar al pasado y hablar con tu Yo de niño y le explicaras lo que has hecho durante tu vida tu Yo de niño se sintiera impresionado. Que ese Yo de niño dijera "¿Guau, de verdad he conseguido todo eso?".

Curiosamente el conseguir cosas externas no va a impresionar a tu Yo de niño, porque ese es un Yo que te conoce realmente bien. Si uno mismo viaja al pasado y le dice a su Yo de niño que en su vida ha conseguido 3 coches de lujo o ser muy querido probablemente el Yo niño no se vea impresionado para nada, porque los niños no le suelen dar importancia a las cosas materiales. Sin embargo si uno habla con su Yo niño y empieza a explicarle todos los miedos a los que se ha enfrentado el Yo niño si que se sentirá impresionado porque son los miedos que tiene en ese momento, son las cosas a las que teme con esa edad.

Todos tenemos miedos cuando somos niños, o cuando somos jóvenes, la gran pregunta es si a lo largo de nuestra vida somos capaces de "enfrentarnos" a esos miedos. Y eso nunca se puede medir por lo exterior, solo cada uno sabe que miedos tiene y que cosas tiene que mejorar o aceptar.

Un ejemplo muy bonito de esto es por ejemplo la relación que aparece de Elton Jon con su padre. Si, es famoso, rico y tiene de todo pero vuelve a casa de su padre para tratar de ganarse su aprobación y este no le hace ni caso. No solo eso, sino que tiene que ver como su padre quiere a sus otros hermanos. Elton entra en su coche, llora, y puedes ver que sin importar todo el dinero que tenga y la fama que ha conseguido eso es lo que le oprime el corazón. Sufre, pasa su vida, pero al final de una forma u otra termina por aceptarse a uno mismo y perdonando.

Tampoco quiero desvelar nada de la película, pero hay un momento hacia el final donde Elton perdona y acepta, y es taaaaan bonito. Pero taaaan bonito. Pero taaaaaaaaaaan bonito. Para mucha gente ese momento puede pasar desapercibido, no se le da demasiada importancia en si. Pero es el momento real de madurez del personaje. Cuando Elton no consigue la aceptación de su familia, posiblemente en parte porque es gay, pero aún así dice "esta bien, no pasa nada, puedo vivir con ello".

Si el Elton Jon mayor viajara al pasado y hablara con su Yo niño seguramente no le diría a su Yo que ha conseguido fama y riqueza, sino que le diría que ha conseguido aceptarse a si mismo. Por encima de lo que diga la sociedad, su familia y aunque la persona de la cual esta enamorada pase de el y lo abandone aún así ha encontrado paz y felicidad en su corazón para salir y cantar en el escenario.

Realmente es una película que si uno se fija tiene muchos tintes muy humanos pero pueden pasar desapercibidos si uno no reflexiona bien en ellos.

Al final el sueño de Elton Jon, al menos en la película, no es ser rico y famoso, sino aceptar que es como es, perdonar a los que le han hecho daño en el pasado, amarse a si mismo y seguir su vida aceptándolo.

Y es que eso creo que es lo más difícil en la vida de todo ser humano, perdonar a los que nos han hecho daño, muchas veces inconscientemente. Hay un momento en el cual Elton Jon le dice a una persona (tampoco quiero spoilear mucho): "tu no tuviste la culpa por el daño que me hiciste por no quererme, la culpa fue mía por creer que me amabas cuando realmente nunca me amaste en primer lugar". No estoy diciendo la frase tan bien como lo hace en la película pero es un momento de madurez, de aceptación, de liberación., de responsabilidad.

Todos estos mensajes pueden pasar desapercibidos en la película, porque hay muchos bailes y es rápida, al fin y al cabo es un musical, pero es una película muy profunda. Al menos más que la de Queen, pero no por ello peor en ningún sentido, solo diferente.

Al terminar de ver la película me sentía más humano, más conectado al sufrimiento del mundo, es una de esas películas, como Forrest Gump o similares, que te hacen comprender mejor el sufrimiento humano y te enseñan el camino correcto para enfrentarse a la adversidad, que suele ser la del perdón y saber vivir muchas veces en soledad y traicionado por las personas a las que uno más ama, o las perdidas de seres queridos.

Afortunadamente mi vida ha sido muy happy flower pero cuando veo esta película pienso en gente como Keanu Reeves, que vio morir a toda su familia, o gente que ha sufrido grandes tragedias, y este tipo de películas me ayuda más a simpatizar y conectar más con el sufrimiento del mundo y como sanarlo. Es una de esas película que te hace darte cuenta de que diga lo que diga la gente el mundo es un lugar maravilloso. Hay enfermedad, hay corrupción, asesinatos, maldad, hay discusión y traiciones, hay mezquindad y odio, pero todo eso se disuelve porque los seres humanos al final siempre terminamos amando, aceptándonos a nosotros mismos, a los demás, y perdonando todo. Creo que eso es lo que nos hace tan especiales como especie, ya sea en Tailandia, en China, en España, en México o en cualquier parte del mundo.

Si alguien mira nuestra sociedad dentro de muchos siglos puede ser que vea guerras, armas, violencia y pobreza, como que todo es siempre malo, pero habrá alguien que vea películas como esta y diga "pues si, tenían todo eso, pero en el fondo no eran tan malos. Es más, eran personas excepcionales con un gran corazón que solo buscaban su lugar en el mundo".

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios

  1. Buena reflexión. Es genial encontrar películas que de forma inesperada te invitan a mirar hacia dentro e iniciar un viaje introspectivo. Perdonar es sacar las cosas inútiles que suponen un gran peso dentro de nuestra mochila. Es increíble lo que podemos llegar a aferrarnos a un rencor y lo que puede costar soltar el peso. Sin embargo, perdonar es maravilloso. El perdón nos hace crecer como seres humanos y nos hace más libres.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario