Chiang Mai: Time for New Challenges. Planes para el 2020.


Viajes

Cambio

  Todos tenemos defectos y virtudes, en mi opinión hasta la mejor de las personas tiene grandes defectos y hasta la peor de las personas tiene alguna virtud que la gente debería aprender. Como es mi blog no me voy a poner a hablar de mis defectos como persona y realmente tampoco me voy a poner a hablar de mis virtudes pero si que voy a hablar de una característica de personalidad mía que creo que es la que más útil me ha sido en la vida, y esta característica es la de la planificación a largo plazo.

La razón por la que voy a hablar de ello es porque en este post voy a empezar a escribir mis planes para el año que viene, para el año 2020.

Planificación, clave del éxito

  Desde mi punto de vista cuando una persona no consigue lo que quiere, siempre y cuando ese algo sea posible, es porque no lo ha planificado correctamente. Planificar consiste no solo en tomar una decisión, sino en analizar todas las posibles variables futuras y tener un plan B, C y D. Evidentemente uno nunca puede analizar todas las posibles variables pero si que puede pensar en posibilidades y en probabilidades teniendo claro un plan siempre para el peor de los casos.

El gran problema por el que la gente no consigue lo que quiere, en cualquier campo, me parece la falta de planificación, y eso va desde cosas tan personales como perder peso hasta cosas tan dificiles como convertirse en presidente de los Estados Unidos. Todo lleva un proceso, y si antes de tratar de conseguir algo uno no analiza las variables y define como medir si esta consiguiendo o no lo que quiere las probabilidades de que las cosas salgan mal son infinitamente mayores.

Podría poner mil ejemplos en mil campos distintos, tanto personales como de gente que conozco, pero como este blog va un poco de mi viaje por Asia voy a centrarme un poco en ese tema.

Planificando mi viaje a Asia

  Decidí que iba a irme un año por Asia en abril de 2018, sin embargo no preparé todo hasta salir para septiembre, unos 6 meses después. Mucha gente me preguntó si lo tenía tan claro porque no salía antes, ya que por ejemplo ese verano ya no estaba trabajando y tenía mucho tiempo libre. Mi respuesta era que estaba planificando el viaje. Alguna gente se notaba que creía que estaba postergando algo y creía que en el último momento no lo haría, otra gente no comprendía a que estaba esperando...

Lo que estaba haciendo esos meses no era tanto informarme de los países a los que iba a visitar, lo cual era un poco lo de menos, sino que estuve leyendo mucho sobre psicología. Es más mi primer post de este blog trataba justamente sobre lo que es el "Shock Cultural" y sus fases. Toda esa preparación evitó males futuros y solucionó problemas incluso antes de que estos aparecieran.

Planes futuros

Decir también que no creo que sea sano estar mucho tiempo pensando en el futuro porque te aleja del momento presente, pero si que es sano cuando te sientas expresamente a ello, no como una tortura mental sino como un ejercicio de reflexión controlado.

Como leí acerca de ello cuando vi todos los signos de un posible shock cultural en mi mismo los supe reconocer y por lo tanto no los "padecí" sino que observe esos procedimientos mentales como algo normal que se pasaría en un par de meses, que es lo que luego pasó. No voy a ponerme a relatar las estrategias mentales que tenía pensadas, y que luego utilicé, para hacer frente a mil miedos y preocupaciones, porque sino esto podría convertirse en un libro, pero solo decir que si todo ha salido bien hasta ahora ha sido pura y simplemente porque lo tenía bien planificado mentalmente.

Gracias a la planificación he conseguido grandes cosas en mi vida, como perder 20 kilos en 6 meses, terminar una carrera universitaria o encontrar trabajo en grandes compañias. Y como nota para este blog me doy cuenta de mucha gente que dice querer conseguir determinadas cosas pero como no planifican nada luego no hacen nada, tanto personalmente como socialmente hablando, y por lo tanto sus deseos se quedan en eso, deseos, cuando hubieran sido cosas que bien planificadas no hubieran sido tan difíciles de conseguir. Pero bueno ese es otro tema.

¿Y a que viene todo este monólogo? Pues justamente a eso voy. Estamos a julio de 2019 y voy a empezar a planificar mi proyecto para buscar un nuevo trabajo para Junio de 2020. El tema es que me conozco y voy a tener que utilizar varios meses para tomar varias decisiones. Primero por ejemplo tengo que decidir que país quiero ver, por otro lado que profesión quiero tener, ya que en mi próxima aventura quiero directamente trabajar y además quiere tener claro que clase de experiencia busco.

2020

  En principio, y si todo va bien, mi plan inicial era, y es, estar de los 30 a los 35 años tratando de madurar como persona. Por opinión personal y por personalidad propia para conseguirlo decidí estar viajando durante estos años por el mundo. No digo que para conseguir esto sea necesario hacer eso pero en mi caso si lo ha sido y creo que lo sigue siendo.

Como no sabía que tal iba a ir el tema decidí empezar por la opción más difícil que era irme un año al destino más desafiante, personalmente hablando. Irme por Europa era demasiado fácil, por razones obvias. Estados Unidos y Canadá demasiado caro. América del sur podía representar un desafío pero de otro tipo ya que culturalmente hablando el cambio no es tan radical, hasta el idioma es el mismo. África simplemente por ahora no me llamaba la atención y además estaba bastante cerca de Europa... Así que al final opté por el destino más lejano y diferente: Asia.

En Asia el idioma es totalmente diferente y hay muchos países totalmente diferentes unos de otros, desde países ricos como Japón hasta países pobres y tercermundistas como Nepal. Eso economicamente permitía adaptar mi presupuesto, o eso creía, porque al final los países pobres han sido los más caros para vivir y ciertos países más ricos han sido más baratos.

No digo que esta fase haya terminado, para nada, me gustaría cumplir un año trabajando en Asia, en diciembre voy a visitar Japón y en septiembre tengo que elegir si me paso a ver India o China. Pero como decía anteriormente para que los planes salgan bien hay que planificarlos con mucha antelación y es por ello por lo que aunque voy a seguir disfrutando mi estancia en Asia y cumplir los tres o cuatro objetivos que me quedan por cumplir la verdad es que lo difícil ya esta hecho.

En Asia me quedan como objetivos por cumplir a grandes rasgos: trabajar un año, ver un par de países más, disparar algunas armas más y aprender a jugar a golf. Pero vamos ahora que ya tengo piso, trabajo y sueldo todos esos objetivos que parecían inviables, como era conseguir trabajo, sacarme el carnet de conducir y conducir tranquilamente como si fuera un tailandes más o adaptarme a vivir en una cultura totalmente diferente, todos esos objetivos que parecían casi imposibles ya están cumplidos y tachados de la lista de cosas por hacer.

¿Nueva York?

¿Y ahora?

  Pues en los próximos años me gustaría tener varias experiencias, al menos una en Estados Unidos y otra en América del Sur. Pero también es cierto que mi idea al venir a Asia era una cosa y luego la realidad ha sido otra totalmente diferente. Todos tenemos planes perfectos en nuestra cabeza que luego acaban siendo lo que dios quiere...

Sea como sea como para esta segunda parte de mi gran viaje el lugar es menos importante no me voy a fijar tanto en el país sino en el trabajo. Me gustaría encontrar un trabajo que por las razones que sean plantee un desafío para mí. 

Ahora mismo no tengo nada bien definido en mi cabeza, se lo que quiero a grandes rasgos pero tengo que profundizar mucho en ver lo que quiero. Pero escribo esto como una especie de post de comienzo para mis planes del 2020 porque sino para quien me lea puede haber un par de posts que puedan surgir en un futuro que la persona no comprenda.

Si en un post escribo lo bien que estoy en Tailandia y en el siguiente post empiezo a escribir sobre mi próximo destino el lector puede pensar "Que raro, escribes un lunes que estas muy bien y tres días después ya estas escribiendo de que te apetece irte a la otra punta del mundo, algo no me cuadra". Para evitar ese posible pensamiento en este blog y no romper su linealidad quiero por lo tanto decir que voy a empezar a escribir en los meses siguientes posiblemente no tanto de mis experiencias aquí, ya que al fin y al cabo tampoco hay mucho más que contar, y escribiré un poco más de mis planes futuros, sean cuales sean estos.

Mi plan a medio plazo es simple y consiste en mandar CV y carta de presentación diciendo que estoy buscando trabajo para mediados de 2020. Podría parecer muy pronto pero las grandes empresas trabajan muyyyyyy despacio. A veces entre que te escogen y puedes empezar a trabajar pasan facilmente 10 meses, ya me pasó en el pasado, ya que al ser tan grandes hacen los procesos de selección y una vez te cogen te ponen en una lista de espera para entrar a trabajar cuando tengan algún puesto, no se pueden permitir hacerlo en el último momento. Tengo un par de empresas pensadas pero ya veremos, tiempo al tiempo, sin prisa pero sin pausa.

Y eso es un poco todo. No estoy siendo muy claro en lo que quiero para mi año 2020 porque aún no lo se con total seguridad pero el proceso empieza estos meses, el resultado ya veremos cual es...

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

Comentarios