lunes, 2 de septiembre de 2019

Chiang Mai: Objetivo conseguido! Un año viajando por Asia



Viajes

Mission acomplished

  Satisfacción. La verdad es que estas fechas estoy viviendo una serie de sentimientos encontrados pero creo que el más importante sería el de satisfacción. Lo he conseguido, me puse un objetivo claro,  medible y simple y llanamente lo he conseguido.

He vivido un año en Asia!


He llegado a un continente totalmente nuevo, sin conocer a absolutamente nadie, con unos cuantos miles de euros en mi bolsillo y un sueño, el de conocer este continente totalmente nuevo, y eso es justamente lo que he hecho. Para ser totalmente sinceros no me quedo tanto con los países que he ido conociendo, que también, sino con la gente: Zara, mi guardaespaldas mexicana, Bill, Maria "Ukelele", "Israel", Accel, Thanya y Prim como chicas tailandesas, toda la gente del Kinnon Hostel, "Portugal", Nina, Blanche, Lim, la gente con la que ahora mismo estoy trabajando incluido Laura Ibiza, a quien nunca llegué a ganarle en un apalabrados (y eso que jugamos muchisimas partidas) y muchas otras personas que  sigo viendo en mi día a día y por lo tanto no están tanto en mi memoria sino en mi día a día actual. Si escribo de ellas será como despedida cuando no las vaya a ver tanto. Tengo varias personas en esta lista pero no me gusta escribir de las personas mientras están tan presentes en mi vida. Prefiero dedicarles posts de despedida

Al final lo que me llevo de esta experiencia no son tanto los sitios sino la gente maravillosa que he ido conociendo. Para ser totalmente sinceros la mayor parte de la gente que he conocido que me ha llenado y que se quedaran para siempre en una parte de mi memoria no han sido tanto gente asiática, que también, sino gente de otros países. Gente de: México, Colombia, Chile, Korea del sur, Francia, Nueva Zelanda, Israel, Suecia, Japón, China, Austria,... Gente que gracias a las tecnologías de hoy en día sigo teniendo en facebook o instagram y con los que sigo más o menos en contacto.

Como decía antes me siento satisfecho. Eso no quiere decir que todo haya sido un camino de rosas, he pasado momentos de que no tenía ni la menor idea de que iba a hacer el día de mañana, pero a través de la perseverancia he conseguido todo lo que quería. Me he adaptado a algunos países, a otros no tanto, y al final he conseguido un trabajo estable, con gente agradable en mitad de Asia y me he hecho a una vida asiatica estable y armoniosa. Incluso hablo un poco de tailandés, uno de los idiomas más dificiles en la faz de la tierra (para mi), me he sacado el carnet de conducir y tengo mi propio piso y cuenta bancaria.

Pero no todo es perfecto...

Sentimientos negativos

  No es un sentimiento negativo del todo pero la parte mala de terminar mi objetivo es paradójicamente el haberlo conseguido. Me quedo por dentro con una especie de sensación de "¿Y ahora que?".

No es que no tenga un nuevo objetivo porque si lo tengo, que es algo que ahora comentaré, pero mi objetivo desde que empecé este viaje era ese, estar un año por Asia para madurar como persona, para ser más humilde, más despierto, más... todo. Y la verdad, aunque lo he conseguido, y con creces, creo que aún me queda mucho terreno que cubrir. Ahora mismo no siento que volver a España sea mi siguiente paso a seguir, me sentiría que es como dejar un trabajo a mitad de hacer, lo fácil. Y es por ello por lo que he creado de la nada un plan de continuación a mi plan de Asia. A este plan lo he llamado "Plan Asia: Bonus Track".

Plan Asia: Bonus Track

  Cuando conseguí un trabajo en Asia, en el cual ahora mismo llevo casi 6 meses me puse el objetivo de estar un año trabajando. Por ello mi idea es seguir en Asia, al menos, hasta Marzo de 2020. En estos meses voy a seguir viajando para ver si me interesaría seguir trabajando un tiempo por estas tierras. Por ello en los 6 meses que me quedan voy a visitar China y Japón, y con eso podré decir que mi ciclo asiático se habrá terminado con honores.

Estos 6 - 7 meses que me quedan por Asia decidiré cual será mi paso siguiente que dependerá  mucho de como progrese mi vida en Chiang Mai y de que me parezca China y Japón. Una opción es tratar de seguir trabajando en Asia, sea donde sea, y otra opción un poco loca es hacer lo mismo que he hecho en Asia, que es viajar durante un año, pero en Sudamerica. Este plan, que me parece totalmente loco y mucho más peligroso lo veo como un reto más arriesgado, pero claro, irme a vivir un año por Asia era también un plan bastante loco así que ya veremos. Conociéndome si me voy a sudamerica es posible que me meta en ambientes mucho más peligrosos por desconocimiento por querer ver sitios nuevos pero bueno tengo 6 meses para ver hacia donde me llevan los vientos del destino y ninguna prisa.

Lo que he aprendido viajando 1 año por Asia

  La verdad es que no diría que he aprendido nada, sino más bien he experimentado que clase de persona soy. En la mayor parte de las cosas no me he sorprendido, me he dado cuenta de que soy tan buen "planificador" como me pensaba, o mejor dicho simplemente lo he puesto a prueba y ha funcionado. También he sabido tomar determinadas decisiones de vida que me han llevado por el camino que he cogido. He descubierto por ejemplo las "zonas" que necesito conocer para sentirme seguro en una ciudad, que son algún centro comercial que me guste, donde comer, mi piso, cines y ocio.

He mejorado mis habilidades interpersonales para conocer a gente en casi cualquier situación y he ido descubriendo mejor que clase y tipo de persona me cae mejor o peor y como adaptarme a cada personalidad de una forma más fluida.

En cuanto a cosas que no me esperaba por ejemplo esta el tema de la espiritualidad. Me gusta meditar, y es un pilar de mi vida que hago casi todos los días, pero no me siento cómodo con la gente que deja su vida para solo hacer eso, me esperaba sentirme más a gusto en esos ambientes pero los noto demasiado sectarios, al menos con esta edad. Como ya dije en un post dejé un retiro espiritual y al llegar a mi casa a hacer la colada a mano, porque en Nepal no existen las lavadoras, me di cuenta de que para mi era una lección espiritual más el tener que lavar mi ropa a mano en agua negra que cualquier practica espiritual en medio del Himalaya.

Ahora bien lo que tengo claro es que lo que estoy aprendiendo son lecciones de vida que no hubiera aprendido si me hubiera quedado en un trabajo de oficina en España.

Pero bueno al menos para lo que me queda en Asia no tengo presión, ya he cumplido mi objetivo de estar un año en Asia, tengo anécdotas para escribir más de un libro y muchas de las cosas más relevantes que me han pasado no están escritas aquí. No porque quiera esconder nada al lector sino porque los temas de relaciones o de sentimientos no se pueden escribir en un blog y explicarlos correctamente, influyen miles de detalles. Pero vamos que si que he tenido líos asiáticos y no tan asiáticos. Pero bueno, ese es otro cantar del mio Cid.

Así que voy a seguir escribiendo en este blog mis historias y mis viajes pero:

 Con este post decreto oficialmente el fin de mi etapa de 1 año en Asia y todo lo que venga después ya pertenecerá a otro plan, el Plan "Bonus Track: Asian Adventures".


----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario