martes, 24 de septiembre de 2019

Shanghai: Ultimo día en Shanghai, voy a quejarme un poco más, que es muy sano



Viajes

Virgen de la luz

  En este viaje todo lo que puede salir mal sale mal. A ver, a lo mejor estoy exagerando un poco, pero no tanto. Para explicar bien la situación vamos a empezar desde el principio, el principio del fin.

Ahora mismo son las 15:20 del 13 de septiembre. Mi ultimo post es de ayer por la mañana, y voy a contar lo que he vivido desde ayer por la tarde hasta hoy, las ultimas 24 horas vamos. Llevo unos días super cansado, porque en mi habitación entra demasiada luz y hace un calor horrible, eso junto a que he andado estos días una barbaridad y que no he podido comer realmente sano me ha pasado factura.

Desde ayer por la mañana he sufrido un mini golpe de calor y un ataque bestial, esta noche, de mosquitos, hasta el punto de sentirme mal y estar mareado. Todo esto después de ir al espectáculo más impresionante que he  visto nunca, el Shanghai Circus World, pero como eso es positivo hablaré de ello en otro post, este es post de quejarme.

Comienzos

  Ayer por la mañana estaba cansado, mi idea era solo “dar una vuelta” por la mañana y chilear el resto del día. Sin embargo a medida que iba al centro de Shanghai para dar una vuelta pensé en ir a comprar entradas para el Shanghai Circus World, que es un espectáculo de acrobacias del cual hablaré en otro post.

El tema es que fui al lugar, no sin antes perderme, tal y como manda la tradición, y al llegar eran las 15:30. Allí decidí comprar entradas para las 19:30, porque me apetecía. El problema es que el lugar está a hora y pico de mi casa, por lo que irme a casa para luego volver era tontería.

Lo que siguieron fueron 4 horas de dar vueltas por la ciudad, bajo un sol abrasador, donde estaba tan perdido que hasta me metí en una fabrica ilegal China. Pero bueno esa es otra historia.

Llegó un momento en el cual me encontré realmente mareado y terminé sentado en la sombra de un parque, donde por cierto ya me empezaron a picar los mosquitos pero no le di especial importancia. Tras descansar un rato y beber mucha agua creo que fue por un golpe de calor. Sea como sea hice tiempo en centros comerciales hasta que me fui a ver el espectáculo, del cual hablaré muy positivamente más adelante.

Una noche infernal

  Tras el espectáculo me fui al hotel a domir y me desperté a las 4:00 de la mañana con al menos 8 picaduras, algunas de ellas, 11 horas después, aún me siguen picando una barbaridad a ratos.

Me desperté mareado, vi las picaduras y escuché al menos un mosquito. Me pasé un buen rato tratando de encontrarlo pero nada, al final traté de dormirme pero no podía, porque me picaba todo y escuché un par de veces al mosquito. Por lo tanto me fui al sitio de los sofas del hotel y hacia las 6:00 de la mañana vi al recepcionista que me dio un repelente de mosquitos. Si hubiera 7-11 abiertos 24 horas hubiera ido por la noche a comprar repelente, pero esto no es Tailandia y por la noche aquí esta todo cerrado, al menos por mi zona. También me había salido una llaga, pero bueno eso puede ser por la mala alimentación o quien sabe, al o mejor es otra picadura de mosquito.

Cuando me puse el repelente es verdad que no me ha vuelto a picar nada, pero entre el sueño y el cansancio acumulados, las malditas picaduras de mosquito y la llaga estoy de muy mal humor. Claramente he tenido una reacción alérgica a los malditos mosquitos.

Esta mañana de todas formas he salido a dar una vuelta y he ido al museo tecnológico de Shanghai, pero como me molestaban las picaduras no lo he disfrutado. Así que he comido algo y he vuelto al hotel a escribir esto, bañado de repelente de mosquitos y a ver si puedo dormir algo.



Sentimientos

  Que decir… hay que ver que poco voy a echar de menos este país.

 Llevo 1 año viajando por lugares subtropicales: Nepal, Tailandia, Laos, Camboya… he ido por selvas casi amazónicas perdidas de la mano de dios y nunca he tenido que usar un antimosquitos, o si lo he hecho ha sido muy por encima porque todo el mundo se lo estaba echando pero no como algo normal y aunque a los demás a veces les picaban a mi no. Y además siempre he defendido que lo bueno de las grandes ciudades es que no hay bichos.  Y justamente voy a la ciudad más grande y tecnológica del planeta y me comen los mosquitos, me salen llagas porque es inviable comer sano porque todos los restaurantes chinos solo están en chino y… bueno, paz y tranquilidad.

En menos de 24 horas ya voy a estar camino a Tailandia, donde los mosquitos, por la razón que sea, no me pican, donde la gente habla inglés bastante bien, donde la gente sonríe y donde tengo un piso y una vida maravillosas. Bueno, nada es perfecto, pero comparado con esto…

Y mira que le estaba cogiendo cierto cariño a China, pero esto ya ha sido la gota que ha colmado el vaso. Dicho esto voy a tratar de ser objetivo y a escribir los últimos posts, uno dedicado al Shanghai Circus World y otro como despedida, hoy o mañana, en el aeropuerto si tengo que esperar un buen rato.
---------------------------------------- 
 Busca más posts interesantes en el Indice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario