lunes, 16 de septiembre de 2019

Shanghai: Primeras impresiones de Shanghai


Viajes

Día 0

  Son las 22:30 de la noche y acabo de escribir el post anterior, explicando que no tengo acceso a mi blog porque es de google, pero voy a escribir este post como si lo fuera a publicar ahora y lo publicaré cuando pueda. Obviando este pequeño inconveniente la verdad es que mi primera impresión de China ha sido muy positiva. He cogido el avión hacia las 12:00 y he llegado hacia las 17:00. Hay varias cosas que me han llamado la atención solo en el viaje de venida.

La anécdota de los ejercicios a mitad de vuelo

  En el vuelo de Chiang Mai hasta aquí era el único occidental. Como curiosidad a mitad de vuelo las azafatas se han puesto en el pasillo y han dicho por el telefonillo para que lo escuche todo el  avión “Ahora vamos todos a hacer una serie de ejercicios para destensionarnos tras tantas horas de vuelo”. Lo han dicho en chino, tailandes e inglés.

Al decir eso las azafatas se han puesto a hacer estiramientos para que la gente los hiciera mientras estaban sentados, ejercicios típicos de estirar el cuello, las muñecas, etc… la mayor parte del avión se ha puesto a hacer los ejercicios con ellos, no todo el mundo, algunos iban a su rollo, pero ha sido una primera prueba de la disciplina china. Es algo que ya había escuchado de este país y es que son muy dados a hacer ejercicio todos unidos. Ha sido como muy gracioso ver como todo el mundo se ponía a hacer al mismo tiempo lo que hacia la azafata. No ha durado mucho pero me ha dejado una primera impresión de pueblo unido.

Ya en el avión me he dado cuenta de como me miraba la gente. No me miraban con una sonrisa, como los tailandeses, sino que mucha gente me miraba de reojo. Notaba como me miraban, entones les miraba yo a ellos y apartaban rápido la mirada y cuando dejaba de mirarles volvían a mirarme.

No me he sentido incomodo en ningún momento, algunas miradas eran de curiosidad y otras de interés, pero no eran miradas amenazadoras. La primera impresión que me ha dado la gente durante el día y luego andando por la calle es que les produzco o una gran indiferencia o una gran curiosidad. Pero de eso hablaré más adelante.

Tomándome mis propias huellas

  Una vez he llegado al aeropuerto había dos líneas, una para chinos y otra para extranjeros, donde estaba literalmente solo. Es entonces cuando me he encontrado con estas maquinas:


El funcionamiento de esta maquina es el siguiente: te acercas, le das a start y te sale una imagen de como tienes que poner el pasaporte, una vez lo haces una voz te va diciendo lo que tienes que hacer. Cuando he puesto el pasaporte la voz ha pasado a hablarme en perfecto español ya que detecta el idioma por el país del pasaporte. La maquina te pide que vayas poniendo los dedos en determinado orden para tomarte las huellas digitales. Cuando terminas te sale un comprobante y acudes a la línea de inmigración, que como ponía no hacer fotos no he querido jugármela pero no tenia nada de especial la verdad.

Una vez en la línea de inmigración nada nuevo, te hacen la típica foto, pones la mano otra vez, que es cuando verifican que has hecho por tu cuenta el paso anterior de pasar tu mismo tus huellas dactilares y al menos en mi caso como ya tenia visado me han dejado pasar sin problemas. Dejo un par de fotos del aeropuerto para que se vea como era todo.


Todo así como muy limpio y muy vacío.

Mi primera comida en China quería que fuera en uno de los restaurantes de lujo, y por ello he ido a uno de los mejores de mundo:



El Metro

 Tras recoger mi maleta y comer he ido al metro, que esta en el aeropuerto, mi hotel estaba solo a 4 paradas:

El metro es gigante, tiene una barbaridad de paradas

El mapa seria muy útil si no fuera porque parece que esta escribo en chino (Pm Pm Tsss)

En otro sitio estaba el mapa en ingles así que he cogido billete para ir a mi hotel, que ya había mirado antes como llegar y he ido. Una vez he llegado a mi zona me ha llamado la atención lo limpio que estaba todo. Creo que estoy a las afueras de Shanghai ya que estoy en una de las paradas más alejadas del centro.

En otros posts le dedicaré mejores fotos porque mi móvil no hace buenas fotos de noche pero esto es lo que me he encontrado mas o menos:





Todo muy limpio pero otra vez cero extranjeros, la gente iba feliz por la calle y alguna gente se me quedaba mirando con curiosidad. Tras un rato de buscar mi hotel y no encontrarlo se me ha acercado un tipo y me ha dicho en inglés “¿Tienes pinta de estar buscando un hotel, puede ser?”, yo le he dicho con una sonrisa tailandesa que si y tras decirle cual era el hotel que estaba buscando el me ha señalado a la puerta que tenia delante y me ha dicho que el era el dueño. Asi que le he seguido al tercer piso y aquí estoy. El hotel es una pasada. Al tema del hotel le dedicaré otro post en otro momento pero decir que es eso, un hotel, no un hostal, y no es precisamente barato, me sale por unos 24€ la noche, en total  casi 200 € una semana.

Estuve pensando si quería un hostal o un hotel y al final decidí que para china me apetecía más un hotel. El tema es que realmente no hay muchos turistas en China ya que no es un destino muy turístico. Ya de por si conseguir la visa es complicado y en general no es un país muy “amable” con el turista, o eso me han dicho. Y como venía con el pc y todo ese rollo por alguna razón no me inspiraba confianza dejar mis cosas en un hostal. Ademas los precios de los hostales subían bastante rápidamente la verdad y el precio no era tan diferente a coger una habitación de hotel.

Eso de pagar más por el alojamiento me ha pasado tanto con China como con Japón, no tienen los mismos precios que Tailandia, Camboya o Laos porque ya no estamos hablando de países que no diría que son pobres pero comparados con China, que es una superpotencia, o con Japón,… son otros mundos.

Así que si, es probable que en  China o en Japón me gaste en una semana lo que me gasto en un mes en Tailandia pero no se puede comparar, son mundos totalmente diferentes, y aunque me sabe mal “pagar tanto” por viajar a estos países se que me sabría mucho peor no visitarlos ahora que los tengo literalmente al lado de donde vivo y trabajo.

Así que nada. Acabo de llegar, no llevo ni 7 horas en el país, pero al menos ya tengo sitio donde dormir y estoy al lado de una estación de metro, lo cual es clave para poder moverme con facilidad. Ahora voy a dormir y mañana trataré de madrugar para empezar a conocer la ciudad y seguir contando mi experiencia por China.

---------------------------------------- 
 Busca más posts interesantes en el Indice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario