lunes, 20 de enero de 2020

Chiang Mai: Crítica de Cheer, lo mejor de Netflix por ahora


Series

 Cheer es una serie/documental de 6 capítulos que es oro, oro macizo. Antes que nada decir que no te tiene que interesar para nada el mundo de las/los cheerleaders para que te interese la serie, es más lo mejor es no saber nada, absolutamente nada, de ese mundo, porque de esa forma la serie pasa a sorprender continuamente.

Netflix tiene un poder, que es el poder de saber contar historias. En mi caso no me gustaba nada la Fórmula 1, y tras ver la primera temporada de "F1: Drive to survive" ahora la fórmula 1 es mi deporte favorito y lo he seguido todo 2019 y lo voy a seguir seguramente toda mi vida.

Netflix hace lo mismo con el mundo de las cheerleaders. Te mete poco a poco en su mundo, te presenta personas, situaciones y al final te sientes uno más con el Navarro College, que es la mejor escuela de animadoras, o cheerleaders, de los Estados Unidos.

La serie es oro porque cuenta todo lo que pasa por la mente de estudiantes, de entre 18 y 22 años más o menos, que muchas veces vienen de familias desestructuradas. Chicas que no han tenido padres, chicas que han tenido que ser "salvadas" de los padres que tenían por "determinadas situaciones", chicos que han sido acosados social o sexualmente o chicas que directamente te dicen que si no estuvieran ahí estarían en prisión.

Y toda esa gente, unas 40 personas, cada uno con sus problemas, se unen para ser cheerleaders y participar en el campeonato de cheerleading más importante de Estados Unidos.

La serie es una obra de arte que realmente muestra y representa  lo que es la fuerza de voluntad, la perseverancia y el trabajo de toda una generación por tratar de encontrar su sitio en el mundo. Es una obra maestra ya no solo de este deporte, ya que el deporte es lo de menos, puede incluso parecerte absurdo que da igual, lo que hace Netflix, y lo hace siempre de una forma magistral, es hacer que te sientas involucrado con las estrellas que ellos eligen. 

Ya me pasó eso con la Fórmula 1, consiguió que me enamorara de ese deporte, y aunque no ha conseguido esto con este deporte, ya que es diferente en varios aspectos, si que puedo decir que si fuera americano cogería un avión para ver a esta gente en alguno de sus campeonatos porque es IM-PRE-SIO-NAN-TE, especialmente si ves lo que hay detrás, y eso es justamente lo que te enseña esta serie. Como en España esto es un mundo desconocido puede parecer todo muy nuevo pero este es un negocio en Estados Unidos que mueve millones, y la serie te muestra las razones.

Para quien no sepa muy bien que es eso de ser "cheerleader" hoy en día en los Estados Unidos meto un vídeo de una rutina, que es como llaman a los espectaculos que hacen, para mostrar un poco en que se ha convertido todo ese mundo.

Lo más impactante siempre es al final... la pirámide

La serie es impresionante, todos y cada unos de los capítulos son una obra de arte y el último capítulo, por razones que evidentemente no puedo desvelar, es impactante. A mi personalmente se me puso la piel de gallina en varios momentos y es una de esas series que puede hacerte llorar de la emoción.

Imprescindible. Realmente lo es...

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario