miércoles, 22 de enero de 2020

Chiang Mai: El principio del fin de mi viaje por Asia


Viajes

Intro

 Son las 14:30 de la tarde aquí en Tailandia y aquí estoy otra vez, en el CAMPS, donde hacía mucho que no venía a escribir. Recuerdo hace un año aproximadamente el escribir un post sentado muy cerca de donde estoy ahora sentado y reflexionar como habían sido mis primeros 6 meses en Asia. En esos momentos aún no había empezado a trabajar en Tailandia y mi futuro era, como lo es ahora, desconocido.

Sin embargo aquí estoy, casi un año después, a pocos meses de cumplir un año trabajando en Tailandia tras un año y medio viviendo por Asia, con cientos de nuevas experiencias ya vividas y habiendo conocido a gente maravillosa por todos lados.

Pero este post no es para hablar de las conclusiones de mi viaje por Asia, ese será un post futuro, sino que es un post de reflexión. Hoy no trabajo, tengo tiempo, y por lo tanto he decidido venir al CAMPS simplemente a escribir, a reflexionar y a compartir en este, mi querido diario/blog.

Los vientos del destino

  Si algo he aprendido en mi vida, o al menos creo que lo he aprendido o he mejorado en su comprensión, es en tratar de leer que es lo correcto de hacer en determinados momentos. Es una cosa que aprendí en un libro que explicaba la razón por la cual a los americanos "les iba todo tan bien", partiendo de que no siempre les va todo bien, pero mejor dicho trataba el tema de como habían llegado a a ser la primera potencia mundial.

Lo que venía a explicar este libro era, a grandes rasgos, la diferencia entre el corto, medio y largo plazo. En resumidas cuentas explicaba como, tanto a nivel personal como a nivel social, cuanto más a corto plazo piense y actúe uno peor le van a ir las cosas y cuanto a más largo plazo piense uno mejor le van a ir.

Uno de los ejemplos que ponía era la típica comparación entre una persona que con 18 años se pasa todo el día de fiesta drogándose y otra que, aunque salga de fiesta de vez en cuando, ponga interés en sus estudios y su futuro. Había una especie de estudio social que se había hecho y evidentemente una gran parte de la gente que se dedicaba solo a salir de fiesta en 10 años no estaba donde quería estar o tenía problemas graves de diferente tipo y por otro lado la gente que se "había sacrificado" tenían la mayor parte un futuro mucho mejor.

Esto evidentemente no es una ciencia cierta, también estaba la típica persona que con 18 años no paraba de hacer tonterías pero por algún suceso de su vida terminaba cambiando y llegando muy lejos y también estaba la típica persona que se había enfocado tanto en "solo estudiar" que había acabado con depresiones por no tener en cuenta también el aspecto social.


A donde quiero llegar con todo esto es a un concepto muy simple, y este es que aunque me ha gustado, y me sigue gustando, vivir en Asia, tras mi viaje a Japón me he dado cuenta paulatinamente en que mi tiempo en Asia se esta terminando. Todas las cosas que quería hacer por Asia ya las he hecho y todos los países y lugares que quería ver ya los he visto. Eso no quiere decir que haya visto todo, evidentemente, hay cientos de cosas que no he hecho ni he visto, pero interiormente por mi parte ya he cumplido con todos mis objetivos, que tampoco eran pocos.

Además siento que lo vientos del destino me quieren llevar por otra parte. En resumidas cuentas quiero/necesito un nuevo reto. Tras mucho pensarlo he descubierto, o al menos eso creo, cual es ese objetivo.

Mi nuevo objetivo es el de trabajar en el sector de los hoteles y ascender desde lo más bajo a lo más alto. Comparto esto en mi blog porque si realmente quiero seguir escribiendo sobre este tema voy a tener que compartir esto tarde o temprano ya que va a ser, en principio, mi objetivo en los próximos años. Por lo tanto cuanto antes lo cuente mejor. Sino corro el riesgo una vez termine mi camino por Asia de dejar de escribir y cerrar el blog.

Esa, por otro lado, es una posibilidad que me estoy planteando, pero es una decisión que tomaré cuando me vaya de Asia, sea cuando sea esto. En ese momento tendré que sentarme conmigo mismo y ver si seguir teniendo un blog sigue teniendo sentido o no. Como en mi futuro quiero seguir viajando, y hacerlo tal y como lo he hecho hasta ahora, que es viajando solo a determinados países e ir conociendo gente una vez allí, el blog puede ser una gran ayuda, tal y como ha sido hasta el día de hoy.

Pero bueno, en eso pensaré en otro momento, no es ni el momento ni el lugar.

Ahora mismo tengo claro cual es mi siguiente objetivo pero eso no quiere decir que lo vaya a empezar ya. Me gustaría prorrogar mi contrato de trabajo 6 meses para irme ya en septiembre/octubre para España. Allí me gustaría estudiar un máster de director de hotel y una vez tenga unos estudios relacionados y además un poco de experiencia en el sector (ya que en el máster hay prácticas), mi siguiente paso ya sería ver de que posición empiezo a trabajar en el sector de los hoteles e ir ascendiendo.

En un mundo "perfecto" donde todo salga justo como quiero que salga una vez tenga un tiempo de experiencia trabajando en ese sector en España me gustaría seguir trabajando en el sector de los hoteles pero ya en América del sur, en Cuba, México,... (para mi todo lo que esta abajo de América es América del sur, aunque no sea así). Tras vivir mi experiencia en América, en la cual se supone que ya tendría más experiencia si que me gustaría ya terminar viviendo en Bangkok, Tokyo o si fuera posible, aunque lo veo complicado, en Estados Unidos o incluso el norte de Europa. La verdad, no lo se, pero falta tanto para ese posible momento y pueden pasar tantas cosas que tampoco me como mucho la cabeza con eso.

Si... pero

  Como bien dice el dicho: "Dios se ríe de los que hacen planes". Si, ese es mi objetivo, lo que me gustaría que pasara, pero soy totalmente consciente de que los vientos del destino son cambiantes. El mundo y la vida están llenos de cambios, a veces deseados, otras veces no. El simple hecho de que esté trabajando en Chiang Mai en vez de Bangkok es ejemplo de ello. Tras estar 5 meses buscando trabajo en Bangkok no encontré nada y en 2 semanas en Chiang Mai encontré dos trabajos, y mirando al pasado me alegro de que haya sido así.

Muchas veces no pasa lo que uno quiere que pase sino lo que tiene que pasar, lo que es mejor para uno. Eso también es una idea que se repite en muchos libros de autosuperación y similares. A lo mejor el universo tiene un plan totalmente diferente preparado para mí y nada va a ir como yo quiero que vaya, con lo cual aunque mi labor y mi trabajo es tener un objetivo luego el destino mostrará sus cartas.

Pero bueno, al menos tengo un objetivo que seguir y luego ya veremos como progresa todo.

----------------------------------------
 Busca más posts interesantes en el Indice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario