jueves, 13 de agosto de 2020

Valencia: El incidente del Mercadona


Hacia mucho que no escribía en mi blog, por lo que he decidido actualizarlo con una anécdota que he vivido esta mañana en el Mercadona. Me gustaría dejar claro que no escribo esto como alguien que se queja, sino como mero observador. Este no es un blog de "lucha" ni contra nada ni a favor de nada, son solo experiencias de vida, y lo que intento transmitir en este blog no es nada más que eso, opiniones totalmente subjetivas y vivencias también subjetivas. Y lo que ha pasado hoy se podría decir que para mi ha sido una situación perfectamente ilustrativa entre Oriente y Occidente.


Todo esto ha pasado en la sección de panadería mientras yo estaba cogiendo unas empanadillas de estas que van en bolsa. Cerca de mí había un hombre que estaba hablando con el seguridad del mercadona, se notaba que eran amigos, era la típica conversación de "Eh ,tronco, que pasa con tu vida". El cliente, al que vamos a llamar de forma totalmente inventada "Manolo" estaba cogiendo panes con la mascarilla bajada, porque estaba hablando con el seguridad, de sus cosas.

Para ser sinceros a mi no me ha molestado nada, es más para ser sinceros ni me había fijado mucho.

Es entonces cuando una de las cajeras le ha empezado a llamar en voz alta, el típico "Señor! Señor!", me he girado por eso. Cuando Manolo se ha dado cuenta de que le estaba hablando a el la cajera le ha dicho que por favor no tocara todos los panes con las manos, sino que se pusiera los guantes.

Hasta ahí todo "normal".

Entonces Manolo ha subido la barbilla, como un poco molesto por la "osadía" y ha ido a coger guantes en donde están los guantes, pero ya se le notaba como molesto, como que nadie debería poder decirle a el que se pusiera guantes. Es entonces cuando le ha cambiado la cara, ha puesto cara de prepotencia y superioridad suprema y ha dicho bien alto.

- ¿Como voy a coger guantes, si no los ponéis? 

Era el típico tono super prepotente de "Soy el p... amo y a mí no me manda nadie". Es entonces cuando acto seguido, y claramente para demostrar lo importante que era, ha empezado a abrir los cajones de panes y ha empezado a tocar todos, sin guantes y sin mascarilla, como diciendo "me encantaría hacerte caso nena (plan machista) pero a mi no me manda nadie y si no me pones guantes hago lo que me sale del miembro". Llegados a este punto decir que el cliente no era un hippieguarro sino parecía persona bien vestida de unos 40 o 50 años de edad. Su hijo, al lado, de mucha menor edad, tenía esa edad en la cual uno observa y aprende de lo que hace la gente alrededor y su padre le estaba dando una lección importante: se un buen capullo y llegarás lejos.

El seguridad no ha dicho nada, la cajera ha dicho por megafonia que pusieran guantes en la caja de guantes y ha dejado pasar el tema porque se veía, por sus gestos, que sabía que esa era una batalla, contra un cliente, que no iba a ganar y Manolo, nombre inventado, ha seguido tocando todo mirando prepotentemente a los panes, como si fuera el injuriado. En esos momentos yo ya me he ido, indiferente porque no cojo yo panes de esos, pero pensativo.

Me gustaría dejar claro que no me ha molestado en si la situación, he trabajado demasiados años en Recursos Humanos como para que me molesten la mayor parte de las cosas estas, pero me he dado cuenta de que esto en Asia no hubiera pasado, o al menos no es lo normal.

En Asia primero hubiera sido la persona la que hubiera avisado de que no hay guantes, segundo se hubiera esperado, lo que hiciera falta, a que los trajeran, y luego habría agradecido a la persona que se los hubiera traído, aunque hubiera tardado, porque son parte de una misma cultura y hay un sentimiento de cohesión. 

En España y en muchas partes de Occidente sin embargo es lo opuesto, se buscan culpables, y "por no poner guantes" voy a tocar todo solo por joder en una especie de rollo "de pataleta de niño de 5 años por llamarme la atención".

Con esto no quiero decir que en el 100% de la situaciones hubiera pasado esto, pero esta respuesta de Manolo en Asia hubiera sido completamente inaudita, y pudiera haber traído consecuencias muy severas. Una persona con ese carácter no dura dos días en Asia. En Occidente sin embargo es algo más normal.

Sinceramente esto a lo mejor me hubiera molestado en el pasado, pero ahora que se que quiero acabar en Asia todas estas situaciones me gustan porque me reafirman internamente mis decisiones de que Asia "es mejor".

La sociedad occidental es profundamente individualista, se buscan problemas y culpables, en Asia se rema todos en la misma dirección. Son este tipo de situaciones las que muestran, desde mi punto de vista, las razones por las cuales en Asia el virus no progresa tanto como en España, porque mientras en Asia la persona se hubiera esperado a tener unos guantes en España la persona, por joder, se pone a tocar todo por una especie de sentimiento de superioridad que ni comprendo y no creo que comprenda nunca.

Fin de la anécdota. 

Si el lector piensa que estoy molesto o algo la verdad es que no. Tras volver de Asia he vuelto a adaptarme ya a ese rollo de "sálvese quien pueda" que hay en España y me hace gracia. Borbones que dejan el país, miembros de Podemos con "Cajas B" o botellones sin medidas de distancia que hacen que los casos de corona suban como la espuma y la economía se vaya a la mierda, para ser sinceros a mi me hace gracia, sobre todo porque se que estoy aquí "de paso". Pero muchas veces me preguntan, "¿Por qué prefieres Asia a Europa?" y son este tipo de situaciones cotidianas, que no suelo contar por el blog, las que hacen que yo personalmente tenga más claro que parte del mundo es más civilizada.

Cambiando de tema

Aparte de eso, por actualizar mi situación en el blog, todo bien. A la espera de ver como progresa el corona y pensando en que a lo mejor visto lo visto busco trabajo en vez de hacer el máster en hoteles esta año, por la situación de pandemia mundial. Por lo tanto estos días voy a empezar a buscar trabajo y a adaptarme según las cosas progresen en agosto y septiembre y luego ya veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario